Importadores y agentes de aduanas resaltan gestión de Eduardo Sanz

0
8

SANTO DOMINGO.- Varios importadores y agentes de aduana coincidieron en señalar que la implementación del nuevo método de despacho en 24 horas impuesto por la Dirección General de Aduanas, se ha estado cumpliendo a cabalidad arrojando resultados positivos para el comerciante importador de República Dominicana.

Afirmaron que con esa disposición de Aduanas los importadores han logrado reducir sus gastos y al mismo tiempo distribuir las mercancías a sus respectivos clientes en un tiempo hábil, lo que se traduce en múltiples beneficios y ganancias tanto para el sector comercial como para el consumidor.

“Con esta medida y otras que ya están funcionando, la gestión de Eduardo Sanz está demostrando que tiene el interés de convertir Aduanas en un ente real de servicio y transparencia, diferente a las anteriores que solo se enfocaron en conseguir recaudaciones, olvidándose del carácter social y solidario que toda institución estatal debería jugar”, destacó Redhamés Castro, un agente aduanero que cuenta con más de 25 años en esa área.

De su lado, Antonio Pérez, importador que lleva más de 15 años trayendo mercancías desde varios países, sostuvo que en las anteriores gestiones existían trabas que limitaban el desarrollo de los comerciantes, ya que por las tantas medidas que imponía Aduanas se elevaba el costo que conlleva desaduanar la mercancía y al final la misma dejaba pocos beneficios al importador.

“Nosotros por los tantos obstáculos que existían perdíamos las ilusiones y muchas veces dejábamos de importar y nos dedicamos a otras actividades para no seguir perdiendo dinero”, subrayó Ramón Medrano, un mediano empresario del área de los repuestos.

Según la mayoría de los entrevistados, el director general de Aduanas es un funcionario que está acorde con los nuevos tiempos al escuchar las quejas y reclamos de los importadores y prestar atención sin tener que dejar de recaudar para el Estado, a las demandas exigidas por el sector importador para que haya un régimen de aduana acorde con los nuevos tiempos.