Industriales exhortan al Congreso aprobar cuanto antes nuevo estado de emergencia

0
118

SANTO DOMINGO.-La Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD) exhortó a la aprobación urgente de un nuevo estado de emergencia que haga posible la restricción en la circulación nocturna de personas a través de un toque de queda con el propósito de reducir la propagación del contagio del COVID-19.

A través de un comunicado, la AIRD recordó que Estado, empresas, ciudadanía han incurrido en un sacrificio económico enorme para luchar contra el COVID, por lo que el país no debe retroceder en los controles y esfuerzos y en el camino recorrido, ya que la propagación de la enfermedad atentaría con la vida de miles de ciudadanos, con la reactivación económica y con el bienestar social.

Indica que es importante que los ciudadanos “tomemos conciencia del nivel de riesgo que tenemos al no asumir las conductas apropiadas para evitar propagación del virus, pero hemos visto que la movilidad nocturna no lo facilita y conduce a muy diversas actividades sociales que tienden a fortalecer el incremento de la pandemia”.

Precisa que se hace necesario que las medidas implementadas desde el Gobierno sean apoyadas por un estado de emergencia y que sean fruto del compromiso de los ciudadanos de acatar las disposiciones para poner un alto al crecimiento del COVID, señala la institución en un comunicado enviado a los medios.

La Asociación de Industrias sugiere que las actividades productivas pueden ser mantenidas como se hizo en la Fase II, con todos los protocolos de lugar, con lo cual realmente se avanzaría a un equilibrio entre economía y cuidado de la seguridad y salud de las personas.

La entidad lamentó que hasta ahora no se están obteniendo los resultados esperados.

Los industriales, en su comunicado, explican que desde el punto de vista económico es y será un proceso arduo volver al crecimiento, a la posibilidad de retomar el nivel de empleo de antes de la pandemia y generar nuevos empleos, pero que se requiere seguir asumiendo sacrificios para evitar un colapso sanitario y levantar más rápido la economía.