Inseguridad en Haití cobró vida de más de 200 personas desde enero

0
18
Puerto Príncipe, 11 jul (Prensa Latina).- Desde enero pasado, unas 243 personas perdieron la vida violentamente solo en el aérea metropolitana de la capital haitiana, según el informe de la Comisión Episcopal de Justicia y Paz (Ce-Jilap) divulgado hoy.
La entidad religiosa que en los últimos 18 años lleva un balance de las víctimas de bandas armadas, reveló que el mes de mayo fue el más ‘sangriento’, con 44 muertes, mientras se registraron otras 26 en junio y 12 en abril, a las que se suman las 162 en los primeros tres meses de 2020.

Del total, 137 personas perdieron la vida por disparos, dos linchados y 15 quemados, además de 20 niños ‘que fueron decapitados y quemados para que no se descubriera su identidad’, asegura el perturbador balance.

Para la Ce-Jilap, la evaluación parcial revela la intensidad de la violencia de las pandillas en el país, reforzada por la impunidad, mientras las autoridades de Justicia aún no completan investigaciones como la masacre de La Saline, y la quema de mercados e instituciones públicas en Puerto Príncipe.

‘La violencia y las violaciones de los derechos humanos son la consecuencia de la impunidad que reina en el país, por eso la violencia está en pleno apogeo en la sociedad’, lamentó Joël Joseph, secretario general de la Ce-Jilap.

Añadió que la mayoría de la población sufre de inseguridad, además del alto costo de la vida y la pandemia de coronavirus, que deja a unos seis millones de haitianos en situación de inseguridad alimentaria.

Aunque las autoridades prometieron combatir la creciente inseguridad en el país, el martes último bandas armadas desfilaron a punta de fusiles durante horas por varias arterias de esta capital, para exigir la apertura de algunos tramos de calles bloqueado por la policía.

Y en los últimos años esos grupos se hicieron con el control de comunas vulnerables, e impiden la entrada de las fuerzas de seguridad, mientras siembran el terror con el aumento de muertes, secuestros, robos y otros crímenes.