China pide respeto a sus «intereses» y critica las sanciones a Rusia

0
10
Pekín, China (EFE).-China pidió hoy que se respeten sus «intereses legítimos» y reiteró que se opone «firmemente» a cualquier tipo de «sanción unilateral» contra Rusia, país con el que mantendrá sus intercambios económicos.

«Pekín y Moscú, sobre la base del respeto mutuo y la igualdad, mantienen su cooperación comercial con normalidad. Pedimos a las partes pertinentes que no dañen los intereses legítimos de China mientras lidiamos con la situación en Ucrania y nuestras relaciones con Rusia», afirmó este miércoles el portavoz de Exteriores Wang Wenbin en rueda de prensa.

A la pregunta de si China seguirá comprando gas ruso tras las sanciones impuestas por Occidente, Wang se limitó a comentar que el país asiático se opone «firmemente» a «cualquier tipo de sanción unilateral», dado que «nunca son una forma efectiva de solucionar los problemas».

El presidente de la Comisión Reguladora de Bancos y Aseguradoras (CBIRC) y número dos del banco central chino, Guo Shuqing, añadió hoy que China no participará de las sanciones y que continuará con los intercambios «a nivel económico, financiero y comercial» con «todas las partes», recoge la prensa local.

Wang agregó que China seguirá jugando un papel «constructivo» a la hora de impulsar una desescalada en Ucrania tras la invasión rusa, término que los funcionarios chinos evitan utilizar.

El portavoz también indicó que la cartera y la Embajada de China en Ucrania están tomando «múltiples medidas» para ayudar a sus conciudadanos a salir de Ucrania.

El Ministro de Exteriores de Ucrania, Dymtro Kuleba, aseguró anoche a su homólogo chino, Wang Yi, que su país está dispuesto a seguir con las negociaciones con Rusia y que espera «la mediación de China» para «alcanzar un alto el fuego».

China ha mantenido una postura ambigua con respecto al conflicto en Ucrania, ante el cual insiste tanto en «el respeto a la integridad territorial de todos los países» como en la atención que se debe prestar a las «demandas de seguridad legítimas» por parte de Rusia.

El país asiático se abstuvo el pasado viernes en la votación de una resolución de condena contra Rusia en las Naciones Unidas, y se ha opuesto a sanciones porque considera que «no ayudan a resolver los problemas sino a crear otros nuevos».

El pasado 4 de febrero los presidentes ruso y chino, Vladimir Putin y Xi Jinping, proclamaron tras reunirse en Pekín la entrada de las relaciones bilaterales «en una nueva era» y subrayaron el buen estado de los lazos entre Rusia y China

Según Pekín, su relación con Moscú es de «socio estratégico», pero esta no comprende «ni la alianza ni la confrontación» ni «apunta a otros países».