WASHINGTON (AGENCIA EFE).- Estados Unidos reiteró este martes que su política es «no negociar» con quien secuestra a sus ciudadanos y afirmó que su objetivo es «traer a casa» a los 16 misioneros estadounidenses y uno canadiense que han sido capturados en Haití.