La arritmia es una causa de muerte súbita en adultos y deportistas

0
17

MÉXICO (AGENCIA EFE).- La arritmia, un padecimiento que se caracteriza por la variación del ritmo de los latidos del corazón, es una de las causas de muerte súbita en adultos mayores y atletas como los futbolistas, alertó hoy un especialista.

La razón de esto, dijo en un comunicado el doctor Óscar Bazán Rodríguez, es que en el caso de las personas mayores ” conforme avanza la edad, el corazón registra un proceso de crecimiento, ocasionando que los latidos disminuyan”.

Mientras que en los futbolistas, debido al esfuerzo que se exige a sus corazones, pueden “desvanecerse y morir de forma fulminante durante un partido”, señaló el médico adscrito al Servicio de Hospitalización de Cardiología del Hospital General de México Doctor Eduardo Liceaga.

El especialista explicó que la frecuencia cardiaca normal en una persona es de 60 a 100 latidos por minuto.

Sin embargo, existen ocasiones en que la frecuencia es menor a 60, lo cual se denomina bradicardia o mayor a 100, situación que es conocida como taquicardia.

Ambas condiciones, dijo, son afectaciones al sistema eléctrico del corazón provocadas por enfermedades crónico degenerativas como la hipertensión arterial.

El especialista señaló que las alteraciones en las palpitaciones del corazón se pueden presentar a cualquier edad, aunque en la población infantil, generalmente, se debe a una malformación congénita la cual en algunos casos se puede corregir mediante cirugía.

Bazán Rodríguez recordó que actualmente hay una gran variedad de fármacos que sirven para paliar este padecimiento de forma efectiva.

No obstante, recomendó que las personas que tienen alguna enfermedad crónico degenerativa como diabetes o insuficiencia renal lleven un control adecuado para evitar alguna afección.

Del mismo modo, sugirió realizar estudios electrofisiológicos, ya que en ellos se puede observar la reacción del corazón ante señales eléctricas controladas, permitiendo determinar el origen y corregir el problema evitando una cirugía a corazón abierto.