La OTAN urge a Rusia a cumplir con el tratado nuclear o responderá con medidas

0
11

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, instó este miércoles a Rusia a volver a cumplir el tratado para la eliminación de armas nucleares de medio y corto alcance (INF) o los aliados “responderán” con medidas.

“Si no vuelven a cumplirlo, entonces necesitaremos responder y discutiremos las potenciales medidas de la OTAN en esta reunión de ministros de Defensa”, dijo Stoltenberg a la prensa a su llegada.

“Pero no empezaremos a implementar ninguna de esas respuestas hasta el 2 de agosto, así que nos estamos preparando, estamos discutiendo, considerando diferentes medidas”, agregó.

Está previsto que los ministros de Defensa de la OTAN den hoy luz verde a un paquete de medidas que se aplicarán si el 2 de agosto Moscú no vuelve a alinearse con el tratado INF.

En esa fecha, Estados Unidos abandonará oficialmente ese tratado firmado con la Unión Soviética en 1987 aduciendo que Moscú lo incumple desde hace años con el desarrollo y emplazamiento de misiles SSC-8, que pueden llevar cabezas nucleares.

“Rusia aún tiene una ventana de oportunidad para salvar el tratado INF”, insistió Stoltenberg, quien advirtió en todo caso de que, si no vuelve a atenerse a ello, “necesitaremos responder” y “prepararnos para un mundo sin el INF”.

Stoltenberg rechazó adelantar el resultado de las conversaciones de los ministros y afirmó que “no puedo decir exactamente lo que vamos a hacer porque seguimos centrados en lo que podemos hacer para que Rusia vuelva a cumplir” con el tratado, que calificó de “piedra angular” para la seguridad.

Apuntó que, tras la reunión, considerarán un abanico de “medidas potenciales” que podrían implementarse a partir del 2 de agosto, algunas de las cuales “se aplicarán rápido y otras llevarán más tiempo”.

Fuentes aliadas indicaron que las medidas que respalden hoy los ministros prevén fundamentalmente iniciar la preparación técnica, con recomendaciones para reforzar los sistemas de defensa aérea o incrementar el intercambio de información entre aliados.

En todo caso, la OTAN ha dejado claro que no va a responder a Rusia situando por su parte nuevos misiles en suelo europeo.

“El despliegue de estos misiles rusos es un asunto muy serio, porque pueden llevar cabezas nucleares, alcanzar en minutos ciudades europeas, son difíciles de localizar”, indicó Stoltenberg, quien lamentó que ese armamento “viole el INF, que ha sido una piedra angular para el control de armas durante décadas”.

En esta reunión, que durará hasta este jueves, los ministros también esperan aprobar la primera política espacial de la Alianza, pero el político noruego rechazó que se planee “militarizar el espacio” y confirmó el interés de trabajar juntos en un medio “extremadamente importante para lo que pasa sobre el terreno” en áreas como las comunicaciones o la navegación.

Stoltenberg también se refirió a la “preocupación” de los aliados por las “actividades desestabilizadoras” de Irán en la región y valoró el mensaje de EEUU de que “está dispuesto a sentarse con Irán para reducir tensiones”.

“Tenemos que evitar errores de cálculo en la región del Golfo. Es importante evitar avanzar en situaciones que pueden volverse aún más peligrosas y difíciles”, indicó.

Aseguró que Irán “no está en la agenda formal de la OTAN”, pero confió en que se discuta el asunto y que EEUU informe a los aliados.