La tensión social baja en Chile a la espera de nuevas movilizaciones

0
19

Santiago de Chile (EFE).- Las protestas callejeras bajaron de intensidad este fin de semana en Chile después de quince días de agitación constante, aunque se han convocado nuevas movilizaciones para las próximas jornadas mientras el Gobierno mide aún el impacto de sus medidas para solucionar la crisis.

Las manifestaciones multitudinarias dieron paso a otras instancias de participación ciudadana y actividades culturales para mantener la efervescencia del movimiento de protesta que estalló el 18 de octubre.

En los barrios de muchas ciudades chilenas se celebraron cabildos ciudadanos en los que se debatieron ideas y proyectos para construir un país sobre unas nuevas bases sociales, políticas y económicas, lejos del modelo neoliberal que, argumentan, provocó la desigualdad y las injusticias que están detrás del descontento social.

Una de las actividades más multitudinarias fue una concentración de ciclistas que se citaron en el centro de Santiago este domingo con el objetivo de protestar contra el manejo de la crisis del presidente Sebastián Piñera.

Miles de ciclistas recorrieron la capital para finalizar su recorrido en el sector donde se encuentra la residencia del mandatario, en el acomodado barrio de Las Condes.

Un fuerte dispositivo policial impidió que los ciclistas se acercaran al domicilio de Piñera y los obligó a permanecer en una calle adyacente.

La actividad de protestas fue pacífica, aunque vigilada de cerca por helicópteros de Carabineros y carros de agentes antidisturbios.

En otras partes de la capital se celebraron actividades culturales pensadas para disfrutar en familia. En el barrio Franklin, por ejemplo, se realizó un concierto de cueca, el baile tradicional chileno, bajo el lema “Cuecazo por la paz y la justicia social”.