Lakers cierran su gira por el Este venciendo en Atlanta

0
3

ATLANTA (NBAMANIACS.com).-Los Lakers vuelven a casa y lo hacen tras un viaje por la Conferencia Este que han cerrado con un balance de 5-2. En Atlanta, ante los Hawks, no tuvieron un partido sencillo, pero el talento natural de LeBron James para cerrar encuentros volvió a ser determinante para que el electrónico acabase mostrando un 99-107 a favor de los de oro y púrpura.

En un encuentro igualado, los de Georgia supieron sobreponerse al buen hacer de los angelinos al principio del tercer periodo para remontar y colocarse en ventaja (76-70). Fue justo ese momento en el que los Lakers apretaron los dientes con un parcial de 16-0 que dejaba el partido 76-86 ya en el último cuarto. Los chicos de Lloyd Pierce volvieron a levantarse hasta el 97-98, pero LeBron no estaba por la labor de dejar que se escapase la victoria. El Rey acabaría con 21 puntos (12 en el último cuarto), 7 rebotes y 9 asistencias, incluyendo los últimos nueve puntos de su equipo.

Además de LeBron, en los Lakers destacaron las actuaciones de Anthony Davis con 25 puntos y 3 tapones, así como los 19 puntos que añadió Montrezl Harrell desde el banquillo. Más allá de estadísticas, lo mejor de la noche para James fue el contar con público en las gradas, aunque se tratase de únicamente 1.341 personas. “Tener aficionados en las gradas simplemente lo hace mejor”, sentencia.

Ya sea con o sin público, la realidad es que la defensa angelina sigue funcionando muy bien. Con el de anoche van ya ocho partidos en los que dejan al rival por debajo de los 100 puntos en el presente curso. Lideran la NBA en ese apartado estadístico, el cual les está sirviendo para ser infalibles. Los Lakers acumulan 31 victorias consecutivas cuando dejan a su contrincante por debajo de esos 100 puntos, siendo esta la segunda racha más larga en activo tras Milwaukee Bucks (35 partidos).

Atlanta y los finales apretados

Este es quizás el mayor problema de los Hawks hasta el momento. Siete de los 10 partidos que han perdido han sido por un solo dígito de diferencia, dándose el caso el varias ocasiones de que el encuentro se decidía en las últimas posesiones. John Collins (22 puntos y 7 rebotes ante Lakers) admite que es difícil asimilar que se escapen tantos partidos así, pero de igual modo extrae la nota positiva de competir ante casi todos.

“Es duro. Sabíamos que todo se acabaría reduciendo a los pequeños detalles, a la ejecución en el final del partido. Es frustrante perder así. Fue un partido muy igualado. Lo único que podemos sacar positivo es que podemos jugar con cualquiera”, recalca.

El máximo anotador de los Hawks volvió a ser Trae Young, quien en esta ocasión cerró su actuación con 25 puntos y 16 asistencias. Clint Capela sumó un doble-doble de 16 puntos y 13 rebotes al que añadió 3 tapones.