Las lluvias provocan el desplazamiento de más de siete mil personas

0
49

SANTO DOMINGO.- El Centro de Operaciones de Emergencias (COE) informó este jueves que unas 7 mil  285 personas fueron movilizadas temporalmente a casas de amigos y familiares a causa de las lluvias intensas que han afectado al país en los últimos días la República Dominicana, las cuales han afectado unas mil 457 viviendas y 13 comunidades incomunicadas.

El COE indica que del total de viviendas afectadas, unas 10 quedaron completamente destruidas. De igual manera, tres carreteras y 26 acueductos fueron afectados por los aguaceros.

El organismo mantiene 24 provincias en alerta, de las cuales 12 están  en alerta amarilla y 12 en Alerta Verde, debido a posibles inundaciones repentinas urbanas y rurales, crecidas de ríos, arroyos  y cañadas, así  como deslizamientos de tierra.

Advirtió a las personas a abstenerse de cruzar ríos, arroyos y cañadas que presenten alto volúmenes de agua.

Las provincias en alerta amarilla son el Gran Santo Domingo, Barahona, La Altagracia, La Vega, San Cristóbal, Peravia, San José de Ocoa, Monte Plata, Monseñor  Nouel, Duarte en especial  el Bajo Yuna, Sánchez Ramírez y María Trinidad Sánchez.

En alerta verde están las provincias Santiago, Azua, Espaillat, San Pedro de Macorís, Pedernales, Hato Mayor, Samaná, El Seibo, Hermanas  Mirabal, San Juan, La Romana y Puerto Plata.

La Oficina Nacional de Meteorología (Onamet), informó que una activa zona de aguaceros y tormentas eléctrica se mantiene al sur del país sobre aguas del mar Caribe, asociado a una activa onda tropical.

Onamet indicó que el fenómeno posee un potencial de un 80% para convertirse en ciclón tropical en las próximas 48 horas.

Meteorología indicó que la onda tropical interactúa con una vaguada que aportan humedad e inestabilidad, factores principales para las ocurrencias de lluvias o aguaceros que pueden ser moderados a fuertes con tormentas eléctricas y ráfagas viento en el nordeste, siendo más frecuentes en el litoral costero Caribeño, suroeste, cordillera Central y la zona fronteriza cuyas actividades se extenderán hasta en la noche y la madrugada.

La Onamet advirtió que en la costa Atlántica, los operadores de las frágiles y pequeñas embarcaciones deben permanecer en puerto, desde Cabo San Rafael (La Altagracia), hasta Monte Cristi, debido a viento y olas anormales.

Mientras que en la costa caribeña, se recomienda a los operadores de todas las embarcaciones tener la debida precaución al navegar.

Dejar respuesta