Las protestas contra las medidas anticovid dejan casi 60 detenidos en España

0
19

Madrid, (EFE).- Alrededor de 60 personas fueron detenidas en las últimas horas en España por las protestas mantenidas este sábado contra las restricciones adoptadas para frenar los contagios por coronavirus en varias ciudades, entre ellas Madrid, que derivaron en disturbios y enfrentamientos violentos contra las fuerzas de seguridad.

Las protestas comenzaron el pasado viernes, coincidiendo con la entrada en vigor en la mayoría de las regiones españolas de las limitaciones destinadas a evitar los desplazamientos y las reuniones sociales con motivo del festivo de Todos los Santos, que afectan al 87 % de la población, y continuaron el sábado, extendiéndose a más localidades. Según los últimos del Ministerio de Sanidad, España acumula ya 1.185.678 de afectados por la covid-19 y 35.878 fallecidos desde el inicio de la pandemia.

Son cifras del pasado viernes, ya que en fin de semana el Ministerio no ofrece actualizaciones, pero varias regiones españolas, entre ellas Cataluña, Andalucía y el País Vasco, anotaron este sábado nuevos récords de contagios, cuya suma se situaría por encima de los 20.000 nuevos casos. La movilizaciones en contra de las medidas restrictivas replicadas por diversos puntos de la geografía española en las últimas 48 horas tuvieron como denominador común un final violento con lanzamiento de objetos, quema de contenedores y otros elementos del mobiliario urbano, y estaban convocadas en su mayoría en las redes sociales.

Han dejado hasta el momento cerca de 60 detenidos y once agentes heridos, informaron este domingo fuentes policiales. “La conducta violenta e irracional de grupos minoritarios es intolerable” y “no es el camino”, escribió en su cuenta de Twitter el presidente del Gobierno español, el socialista Pedro Sánchez. “Solo desde la responsabilidad, la unidad y el sacrificio lograremos vencer a la pandemia que asola a todos los países”, subrayó el mensaje de Sánchez en el que agradece la labor de las fuerzas y cuerpos de seguridad.
Las protesta más violenta fue la ocurrida en Madrid, donde se concentraron un centenar de personas bajo el lema “Salimos a la calle, el pueblo está cansado».

La manifestación terminó con un grupo de diez personas instalando barricadas y quemando contenedores de basura para cortar la calle. Los enfrentamientos con la Policía causaron en la capital española doce heridos, entre ellos tres agentes, y 32 detenciones.