Los expertos cuestionan el estudio que asegura que comer carne no daña la salud

0
25

Salud- Hace años que los funcionarios estadounidenses de salud pública aconsejan limitar el consumo de carne roja y de carnes procesadas ante la sospecha de que esos alimentos están vinculados con enfermedades cardiovasculares, cáncer y otros males.

Pero días atrás, en un giro totalmente inesperado, un grupo internacional de investigadores presentó una serie de análisis que demuestran que esa recomendación, un pilar de casi todas las pautas nutricionales, no está respaldada por las evidencias científicas adecuadas.

Los investigadores concluyeron que si consumir menos carne vacuna y de cerdo tiene beneficios para la salud, son más bien reducidos. De hecho, los científicos dicen que las ventajas son tan pequeñas que solo pueden distinguirse en observaciones de poblaciones grandes y no son suficientes para recomendarles a los individuos cambiar sus hábitos de consumo de carne.

“El nivel de evidencias de reducción de los riesgos para la salud era de bajo a muy bajo”, dice Bradley Johnston, epidemiólogo de la Universidad Dalhousie de Canadá y líder del grupo que publicó las nuevas investigaciones en la revista Annals of Internal Medicine.

Los nuevos análisis se encuentran entre las evaluaciones más extensas realizadas hasta la fecha y podrían influir en las recomendaciones nutricionales futuras. También plantean preguntas incómodas sobre las recomendaciones dietéticas en la investigación nutricional, y sobre el tipo de estándares que suelen utilizar los estudios.

Los análisis ya recibieron feroces críticas de los investigadores de salud pública. La Asociación Estadounidense del Corazón, la Sociedad Estadounidense contra el Cáncer, la Escuela de Salud Pública de Harvard T.H. Chan y otros grupos fustigaron las conclusiones y a la revista que los publicó.

Algunos pidieron que los editores de la revista aplazaran la publicación en su conjunto. En un comunicado, los científicos de Harvard advirtieron que las conclusiones “dañan la credibilidad de la ciencia de la nutrición y deterioran la confianza de la opinión pública en la investigación científica”.

El Comité de Físicos por una Medicina Responsable, un grupo que defiende una dieta basada en plantas, presentó una petición contra la revista ante la Comisión Federal de Comercio. Frank Sacks, expresidente del comité de nutrición de la Asociación Estadounidense del Corazón, calificó la investigación de “extremadamente defectuosa”.

Confusión

Aunque es probable que las nuevas conclusiones caigan bien entre quienes proponen las populares dietas ricas en proteínas, sin duda favorecen la confusión respecto a un conjunto de recomendaciones dietéticas que parecen cambiar casi todos los años. Las conclusiones son un nuevo capítulo de la serie de idas y vueltas en torno a la sal, las grasas, los carbohidratos y demás.