Margarita Cedeño dice delincuentes y antisociales quieren quitarle la paz a la familia dominicana

0
24

SANTO DOMINGO.-La vicepresidenta de la República manifestó su pesar por la muerte de Julissa Margarita Campos Hernández, de 43 años de edad, a quien desaprensivos le segaron la vida luego de penetrar en su residencia la madrugada del lunes en el residencial Acacias II, ubicado próximo al parque de zona franca de la Autopista de San Isidro, Santo Domingo Este.

A través de su cuenta de Twitter, Margarita Cedeño, indicó que no se puede bajar la guardia en el combate contra la delincuencia.

De igual forma, aseguró que estuvo orando por la familia de Campos y por las personas que le quitaron la vida.

“Delincuentes y antisociales quieren quitarle la paz a la familia dominicana. No lo vamos a permitir. Los dominicanos de buena voluntad somos más. En mi oración de hoy pedí por Julissa, por su familia y sus deudos. No podemos bajar la guardia en el combate contra los delincuentes, posteó.

Cerca de las 2:00 de la madrugada, Julissa se percató de que unos individuos estaban dentro de la propiedad en la que residía con su esposo y sus tres hijos, e intentaban penetrar por la ventana que da desde la sala hacia la galería.

En esa situación, Julissa alertó a su esposo Gustavo Hernández Sánchez, y cuando el individuo se percata de que ambos saben de su presencia, dispara por la ventana la bala que fue a parar cerca del corazón de la señora. A partir de ese momento, la prioridad de Gustavo pasó a asistir a su esposa, y trasladarla al Hospital Militar de la Fuerza Aérea Dominicana Ramón de Lara, el cual se encuentra a unos escasos kilómetros del residencial, a donde llegó sin vida.