Marlins buscan acabar sequía bajo nuevo mando

0
27

marlins_1280_cq21z3rn_v44hat1jFLORIDA (AP).-Para retratar los principales cambios de los Marlins de Miami en 2016, el roster es el último sitio a donde se debe ir.

Las novedades se dieron en otras facetas.

• Don Mattingly es el nuevo manager tras el fallido y controvertido experimento de instalar al gerente general Dan Jennings en la cueva. Barry Bonds se aburrió de correr en bicicleta –su pasatiempo tras retirarse como el rey jonronero de las Grandes Ligas– y aceptó una oferta para ser el nuevo coach de bateo. Juan Nieves asume la función de coach de pitcheo.

• Luego de una campaña en la que quedaron últimos en jonrones, los Marlins decidieron modificar las dimensiones de su parque en La Pequeña Habana. Por ejemplo, la distancia entre el plato y el jardín central pasó de 418 pies a 407.

• Mattingly dio a conocer un edicto que prohíbe a los jugadores dejarse crecer la barba. Resulta irónico que la orden emanó de alguien que como pelotero con los Yanquis de Nueva York se caracterizó por su bigote.

• Y el dueño Jeffrey Loria ya no quiere liderar las mayores en la cuenta de despidos de managers. Mattingly es su séptimo piloto desde 2010.

Más allá de los cambios estructurales en el Marlins Park o las nuevas disposiciones de apariencia, Miami vuelve a ser señalado como un equipo con el suficiente talento para presentarse como candidato a pugnar por la supremacía de la división Este de la Liga Nacional.

Un núcleo que incluye al toletero Giancarlo Stanton, el as José Fernández, el veloz segunda base Dee Gordon (campeón de bateo de la liga) y el dinámico jardinero izquiero Christian Yelich (.329 de bateo en sus últimos 102 juegos) es lo que avala tal posibilidad, pese a que esta es una franquicia que viene de perder 91 juegos y lleva 12 años sin clasificarse a los playoffs.

Por ahora, todo es idílico.

Mattingly recibió elogios por la arenga que dio a la tropa al inicio de la pretemporada: “Salí a entrenarme con ganas de comerme el mundo”, dijo Fernández.

“La energía es palpable”, añadió Loria, quien el año pasado despidió al piloto Mike Redmond cuando el equipo transitaba con foja de 16-22 y puso a Jennings.

Una poca de paciencia le vendría bien a los Marlins. Al momento del despido de Redmond, equipos como Toronto, Texas y Pittsburgh tenían récords negativos muy similares, y los tres acabaron avanzando a la postemporada.

Algo que no cambia es que seguirán situados abajo en el ranking de gasto de nómina, pero Mattingly sostiene que eso no afecta y puso a los campeones Reales de Kansas City como ejemplo.

“Los salarios no determinan tu potencial en cuanto a talento”, dijo Mattingly.