Mauricio Báez se proclama campeón del torneo de baloncesto distrital

0
5

SANTO DOMINGO.-El Club Mauricio Báez conquistó su octava corona del baloncesto superior distrital al barrer a San Lázaro con un triunfo 78-73, la tarde de este domingo en el Palacio de los Deportes Virgilio Travieso Soto.

La serie, pactada a un 5-3, fue ganada 3-0 por Mauricio Báez. Es la décima ocasión que se produce una barrida en el baloncesto distrital del país. De esta manera Mauricio venga la barrida de 1996 (4-0) de los lazareños.

Es la sexta vez que estos conjuntos se encuentran en una final y con el triunfo de los de Villa Juana, se dividen 3-3 los campeonatos. Los lazareños, de Jobo Bonito, habían ganado las tres primeras finales y Mauricio ha respondido con las últimas tres.

Desde su retorno al torneo distrital, el Mauricio ha estado en las cinco finales que se han celebrado y han ganado tres, con dos derrotas ante el Rafael Barias.

El campeonato de 2020 no se celebró debido a la panademia del coronavirus.

Fue un partido que se disputó a nivel familiar, dada la prohibición para el público asistir al Palacio por asuntos del COVID-19, virus que en el partido final afectó a varios jugadores lazareños y parte de su cuerpo técnico.

Justin Reyes, Orlando Sánchez, Oscar Cabrera; Pedro Martínez y Ramón de la Cruz se encuentran entre los jugadores que aparentemente se vieron afectados por el coronavirus, así como el técnico asistente Giovanny Valdez.

Antoni Davis encabezó el ataque mauriciano con 26 puntos y el capitán Gerardo Suero 17. Por San Lázaro, Raphiael Putney y Raúl Frías marcaron 18 puntos cada uno; Adris de León, nativo, pero que jugó de refuerzo sumó 17.

Pese a lo diezmado del equipo lazareño, el conjunto ofreció resistencia al Mauricio Báez al dominar la primera mitad de manera amplia (47-28), pero en el tercer cuarto la defensa mauriciana incrementó y le sacó la ventaja en el marcador al cierre del período.

Davis precisamente tomó el comando de un equipo que lucía desarticulado aun cuando enfrentaba a un rival escaso de personal, sin jugadores como Sánchez, Reyes y Cabrera, pilares del cuadro ofensivo lazareño.

Precisamente es la defensa lo que le dio resultado a este conjunto en los últimos cuatro partidos, incluido el tercero de la ronda semifinal (todos contra todos) y los siguientes tres de esta final.

La posibilidad de suspender el partido para otra fecha se barajó antes de pitazo inicial, pero se acordó jugar.

San Lázaro insistía y De León marcó un doble que puso el partido 69-72, todavía Mauricio delante, con dos minutos por jugar.

Dejar respuesta