Miami explora las opciones para dar salida a Dion Waiters

0
5

MIAMI (NBAMANIACS.COM).-Dion Waiters no volverá a jugar con los Miami Heat. La franquicia de Florida, tras suspender por tercera vez en apenas unos meses a su jugador, tiene decidido acabar con esta enquistada situación de raíz; es decir, dando salida al escolta lo más pronto y con el menor perjuicio posibles.

Esa es la decisión que ha tomado la gerencia una vez que entienden totalmente inviable recuperarlo para la causa. Hasta hace unos días, y aunque el comportamiento del jugador desde pretemporada no había gustado nada (acumulaba entonces dos suspensiones), en Miami aún creían que podría jugar en caso de que llegase una plaga de lesiones al equipo y no diese más problemas durante un tiempo. Nada de eso es ya factible. Sin que el equipo haya querido dar demasiadas explicaciones sobre la última sanción de seis partidos, The Miami Herald ha podido saber que esta ha llegado entre otros motivos por la publicación en Instagram por parte de Waiters de unas fotos en un barco cuando había dicho al equipo que no podía entrenar ni jugar por enfermedad. Entre otras razones estaría el hecho de las quejas realizadas en el banquillo a final de pretemporada y la negativa a pesarse cuando se le ha requerido.

Llegados a este punto los Heat creen que la única solución es prescindir de él para que no enturbie la química del vestuario, pero por ahora no tienen nada claro cómo hacerlo efectivo. En la franquicia habrían planteado ya al jugador un buyout que le permitiría unirse a otro equipo si así lo desea. sin embargo, en estos momentos Waiters no estaría dispuesto a renunciar a nada; es decir, no quiere aceptar nada por debajo de los 12,1 millones de dólares de este curso y los 12,7 que tiene firmados para el siguiente.

La tajante postura de Waiters, según una fuente del citado medio, podría cambiar en caso de que estuviese decidido a jugar en otro equipo, pero por el momento no ve con buenos ojos renunciar a millones de dólares por el hecho de querer jugar. Solo la certeza de que otra franquicia le pondría un contrato para compensar el dinero al que renunciase en Florida le empujaría a dar el brazo a torcer.

Visto lo complicado que es llevar a cabo un buyout, en la franquicia han llegado a plantear la opción de anular unilateralmente el contrato, pero lo cierto es que por el momento es una vía que se ve como una medida de última hora dados los problemas que podría acarrear al equipo. Si tras las suspensiones el sindicado de jugadores ha recurrido para que el jugador recupere la parte perdida de su salario (en estos momentos 1,4 millones de dólares) de igual manera entraría en una batalla legal en caso de despido, ya que podría establecer un precedente peligroso para el resto de jugadores de la NBA.

Traspaso, casi descartado

Nadie quiere a Waiters vía traspaso. Según fuentes de The Miami Herald, ninguna franquicia ha mostrado interés alguno en recibir al shooting guard en un intercambio, algo que prácticamente cierra la puerta a que su marcha de Miami se de por este camino. En la oficina de Florida están dispuestos a cerrar un traspaso, por supuesto, pero en ningún caso desean incluir algún activo o recibir algún salario que ponga en peligro el espacio que tienen proyectado de cara a 2021. Quieren que Waiters se marche, pero siempre que sea perjudicando lo mínimo posible al equipo.

Apartarlo de mutuo acuerdo

En estos momentos parece lo más probable. El plan sería –siempre y cuando Waiters no esté dispuesto a renunciar a parte de su salario en un buyout– acordar con el jugador que se le siga pagando pero sin jugar. Sin duda no es algo idóneo, pero al menos daría tiempo al equipo para encarar otros escenarios y poder incluir su salario en un traspaso que tuviese lugar desde este momento a febrero de 2021. En cuanto al escolta, este no debería preocuparse por controles físicos del equipo o por posibles suspensiones que le hicieran perder más dinero.

Ya se tome un camino u otro, lo que tienen claro en Miami es que desean que todo debe quede cerrado antes de que Waiters vuelva a estar disponible para jugar el 27 de diciembre ante Indiana. Creen que con lo vivido estos meses ha habido suficiente y que es momento de cerrar este capítulo. ¿Lo conseguirán?