Muere sospechoso de atentado cuando intentaba huir de Barcelona

0
29
Traslado de uno de los afectados por el atentado ocurrido hoy en las Ramblas de Barcelona. (EFE/ Quique García.)

BARCELONA (EFE). La policía encontró muerto en el interior de un vehículo al sospechoso que arrolló a una agente en un control tras el atentado yihadista de hoy en Barcelona, que causó 13 muertos y 80 heridos, 15 de ellos muy graves, informaron fuentes policiales.

Las fuentes precisaron que hallaron el cadáver del sospechoso a tres kilómetros de donde los agentes le habían intentado detener a tiros.

Según dijeron a Efe fuentes cercanas a la investigación, el sospechoso se saltó hacia las 17:45 horas GMT el dispositivo de control de salida establecido en la avenida Diagonal de Barcelona tras el atentado.

Los agentes del dispositivo antiterrorista dispararon contra el conductor del vehículo, que prosiguió su marcha aunque fue localizado poco después, sin vida, a unos tres kilómetros de donde estaba establecido el control.

La policía regional de Cataluña activó a los artificieros para inspeccionar el vehículo del sospechoso, que está bajo control policial, según las fuentes.

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) asumió la autoría del atentado de Barcelona, según informó su agencia.

Al menos 13 personas murieron y más de 50 resultaron heridas en el atentado ocurrido en Barcelona cuando una furgoneta atropelló a decenas de viandantes en una céntrica zona turística de esa ciudad del noreste de España, informaron las autoridades regionales de Cataluña.

Las fuerzas de seguridad detuvieron a una persona en relación con el atentado. Sería Diss Oukabir, un joven de origen magrebí con residencia legal en España que podría haber alquilado la furgoneta blanca con que fueron arrolladas las víctimas en Las Ramblas, una de las zonas más concurridas y turísticas de la ciudad, según fuentes policiales.

Poco después, un sospechoso que se había saltado un control policial tras el atentado fue encontrado muerto en su coche, a tres kilómetros de donde la policía intentó detenerlo a tiros.

La Policía regional de Cataluña desmintió además que haya ningún sospechoso atrincherado en un bar del centro de Barcelona, como se había difundido en redes sociales y en algunos medios de comunicación.

El atropello ocurrió pasadas las 15:00 horas GMT, cuando la furgoneta comenzó a desplazarse a gran velocidad “haciendo eses” y embistiendo a los transeúntes, según un testigo de los hechos.

“He visto salir volando a varias personas”, comentó un taxista que presenció los hechos.

El conductor de la furgoneta huyó, pero las fuerzas de seguridad creen que una segunda persona puede estar implicada en el ataque porque localizaron otro vehículo en la localidad barcelonesa de Vic, que no contiene explosivos, en la que podría haber huido uno de los autores.

Al parecer, la furgoneta causante del atropello partió de la estación de metro de las Ramblas, circuló por el carril central de esta avenida e impactó contra varios vehículos en el recorrido, que terminó prácticamente en la entrada del Liceu (la ópera de Barcelona).

Las fuerzas de seguridad acordonaron la zona mientras que los equipos de emergencias sanitarias desplegaron un amplio dispositivo de asistencia a las víctimas.

En un primer momento, el Gobierno regional de Cataluña recomendó evitar salir a la vía pública en la zona de la Plaza de Cataluña, donde comienzan las Ramblas, dada la gravedad de los hechos.

Las estaciones de Metro y ferrocarril más próximas a la zona fueron desalojadas y cerradas.

En los alrededores de la Rambla y la plaza de Cataluña se vivieron escenas de pánico, con gente corriendo muy asustada, refugiándose en comercios y portales tras el atropello.

La zona del suceso es uno de los puntos más concurridos de la ciudad, especialmente por los turistas, y nudo de enlace de varios medios de transporte público.

En ella se encuentran también diversos centros comerciales y locales de gran actividad.

El atropello se produjo cerca de la fuente de Canaletas, donde los seguidores del Fútbol Club Barcelona suelen reunirse para celebrar los títulos conseguidos por este equipo.

Cerca se encuentra también el histórico mercado de la Boquería, que también está cerrado.

La Audiencia Nacional, el tribunal encargado de los delitos de terrorismo, ha abierto diligencias para investigar el atentado.

El rey de España condenó el atentado en Twitter con un mensaje que dice: “Son unos asesinos, simplemente unos criminales que no nos van a aterrorizar” y “Toda España es Barcelona.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, que se trasladó a Barcelona para seguir de cerca los hechos, dijo en Twitter que “los terroristas nunca derrotarán a un pueblo unido que ama la libertad frente a la barbarie”.