Muere teniente herido por hombre que mató expareja y exsuegra

0
17

YAMASÁ.- Subió a cuatro el número de muertos ocasionados el pasado sábado por un policía municipal del distrito municipal de Los Botados que disparó contra su expareja, su suegra e hirió de cuatro disparos a un segundo teniente de la Policía, que falleció este lunes en el hospital Ney Arias Lora. Durante la tragedia también fue abatido al atacante al enfrentar una patrulla.

Las víctimas fueron identificadas como Vicenta Severino y su madre Nadia Muñoz, el segundo teniente Pedro Pereyra Novas (Yobani) y el atacante Juan Bautista Pascual (Rami).

La señora Nadie Muñoz expiró cuando era asistida en el hospital municipal de Yamasá, y el oficial recibió los primeros auxilios en la clínica Concepción Díaz, de la cual fue referido al hospital Ney Arias Lora de Santo Domingo, donde falleció hoy.

La tragedia ocurrió a las 8:40 de la noche del sábado en el paraje conocida como La Palmita, de Los Botados, Yamasá, cuando el hombre en estado de embriagué se presentó a la vivienda donde residía su expareja junto a su madre, y la emprendió a tiros.

Tras asesinar a su expareja y herir a su suegra, Bautista Pascual se encerró en la casa, pero vecinos llamaron a la Policía que al presentarse al lugar, fueron recibidos a tiros, y pudo evadir la uniformada e huir por la parte trasera de la vivienda.

La señora Nadia, herida, fue trasladada en una unidad de la Policía al hospital municipal de Yamasá, donde falleció cuando era atendida en la emergencia.

Se informó que cuando Bautista Pascual se enteró que su suegra aún vivía, caminaba con destino al hospital, pero la Policía lo interceptó y le hizo alto, pero este respondió disparando y alcanzó con cuatro balazos al teniente Pereyra Novas.

Los demás agentes policiales al ver el oficial en el pavimento herido, dispararon al feminicida, quien cayó herido y trasladado al hospital municipal, donde falleció cuando era asistido.

La Policía dijo que a Bautista Pascual le fue ocupada una pistola, así como dos cargadores, uno para 30 proyectiles y otro de 17, así como un chaleco antibalas.