Defensa de Macarrulla califica como de “irresponsable y carente de prueba” la denuncia en su contra

Prevé que la denuncia será archivada y entonces “se procederá por vía de consecuencia a tomar las acciones de lugar”

0
16

Santo Domingo, 4 de octubre de 2021. El abogado Miguel Valerio, en representación del ministro de la Presidencia, Lisandro Macarrulla, ha calificado la denuncia presentada contra el funcionario por el presidente del Movimiento Rescate Democrático, Roque Espaillat, como de “irresponsable y carente de prueba” una vez se pudo analizar la misma tras serle notificada. El abogado asegura que a pesar de que han transcurrido 16 años desde la firma del contrato del muelle de Sans Souci, que es el centro de la polémica, Espaillat sólo analiza una situación contractual “que no compromete la responsabilidad penal por ser un tema meramente contractual en el que no existe falta alguna”.

Según Valerio, el ministro contestará en los próximos días a la denuncia a través de los cauces judiciales y ha añadido que se “procederá por vía de consecuencia a tomar las acciones de lugar una vez la misma sea archivada, que es el curso que tiene que tomar”. Destacó también el escaso valor jurídico de la denuncia ya que toma en consideración única y exclusivamente el cargo de Lisandro Macarrulla como ministro de la Presidencia.

En la denuncia Espaillat relata en tono novelesco una serie de hechos desfigurados repletos de juicios de valor, descalificaciones y elucubraciones, todos ellos carentes de prueba alguna. En este sentido, Valerio ve sorprendente que después de 16 años del contrato de San Souci, cuyas obras todavía están en ejecución, “algunos apóstoles de la democracia” se despierten ahora para denunciar al ministro.

Miguel Valerio explicó que en 2005 se convino con el Estado el pago de unos terrenos en Sans Souci mediante inversiones y que, aunque el contrato fue validado en el Congreso y no ha sido impugnado por ninguna de las partes, “el ministro siempre ha mostrado una actitud transparente y sincera porque ni antes ni ahora no tiene nada que ocultar”.

La denuncia presentada por Roque Espaillat contra el ministro de la Presidencia, entiende Valerio, forma parte de una calculada campaña de descrédito, extorsión y chantaje contra Lisandro Macarrulla desde diversas plataformas. Una estrategia basada en injurias y difamaciones con el único fin de deshonrar su nombre y reputación.