Exdirector ADESS niega haya sido “cómplice por omisión” de fraudes con ayudas

0
31

SANTO DOMINGO.- El pasado director de la Administradora de Subsidios Sociales (ADESS), Ezequiel Volquez Medina, desmintió a la actual directora de esa institución, Digna Reynoso, quien dijo en el programa El Despertador que las estafas a los programas de ayudas sociales no «es de ahora y que la diferencia es que le hechos dado seguimiento, no nos hemos hecho cómplice por omisión».

Ante esas declaraciones, el exfuncionario indicó en una misiva enviada a Noticias SIN que en su gestión en la ADESS, se le dio seguimiento estrecho a todas las denuncias presentadas por ciudadanos o que fueran de conocimiento por los medios de comunicación.

De esta forma, dijo que se mantuvo un programa de supervisión estricto a todos los comercios que forman parte de la Red de Abastecimiento Social (RAS).

«La única vez en la que se pudo constatar una acción que pudiera considerarse como criminal fue en mayo del 2020, en el marco de la ejecución temporal del programa «Quédate en Casa», aseguró.

Al destaparse aquella estafa, dejó claro que junto a la Procuraduría General de la República, Policía Nacional, Dicat y Dicrim, llevaron a cabo una «exhaustiva» investigación a diversos comercios que desarrollaron transacciones que no eran reconocidas por los titulares de las tarjetas de los programas sociales, y en ese proceso «resultó en la desarticulación de una banda, incluyendo a un empleado de la ADESS».

La misma investigación, explicó en el documento de 30 páginas» que se obtuvo prisión preventiva para los implicados en junio del 2020, quienes sustrajeron la cantidad de un millón 500 mil pesos.

Proceso debidamente documentado

El exdirector de ADESS fue enfático en asegurar que al momento de llegar su salida de esa institución, la cual se registró en el mes de agosto del 2020, dejaron «debidamente» documentado el proceso ante las autoridades entrantes y que «asumieron» dieron seguimiento correspondiente al proceso de investigación.

«Durante nuestra gestión disponíamos de un equipo de operaciones de tecnología quienes, en conjunto con los bancos, daba seguimiento estricto a las transacciones sospechosas, especialmente las que sobrepasaban los volúmenes promedio de ventas y las que se realizaban en horarios fuera de lo normal», y agregó que esa labor de monitoreo daba cabida a detectar alertas tempranas de posibles fraudes.