LA ROMANA.- El expresidente de la República, Leonel Fernández, afirmó este martes que independientemente de las voces en conflicto que se han levantado en torno a la pertinencia, eficacia y transparencia de los criptomercados, la aparición de las tecnologías de blockchain y de FinTech, han contribuido a impulsar la actual revolución financiera global.

En su ponencia, el exmandatario esbozó la trayectoria del dinero desde su surgimiento, hace miles de años, hasta la fecha, destacando, de paso, las perspectivas futuras de este recurso de alcance global.

 

SISALRIL paga RD$700 millones en Subsidios por Enfermedad Común

«El dinero no siempre ha existido como lo conocemos hoy. Es el resultado de una larga evolución en el tiempo. Se estima que entre 15 mil y 9 mil años antes de Cristo se empleaban granos de trigo y de cebada, piedras y ganado, como trueque o medio de intercambio de mercancías», explicó.

 

Sostuvo que hubo de transcurrir cerca de 12 mil años después del trueque, para que en la Mesopotamia, 2 mil 500 años antes de Cristo, se emplearan metales preciosos, como el oro, la plata, el bronce y el cobre, para comprar, vender o intercambiar bienes y servicios.

Fernández narró que luego del uso de los metales preciosos como medio de canje, transcurrieron, a su vez, cerca de 2 mil años más para que se produjera el nacimiento de las monedas, siendo alrededor del año 600 antes de Cristo que se acuñaron las primeras monedas en lugares tan distintos como Turquía, China e India.

«Para que el papel moneda apareciera y fuera aceptado, la humanidad tuvo que hacer otra larga espera, hasta el siglo VII de la Era Cristiana, esto es, más de mil 300 años, cuando en China surgió esa nueva forma de intermediación financiera», indicó.

Dijo que, sin embargo, el uso oficial, del papel moneda tuvo que esperar 400 años más, porque los usuarios no podían comprender cómo un simple pedazo de papel podía tener el mismo valor que un lingote de oro.

Resaltó que después de miles de años para que la humanidad se adaptase al uso del dinero como medio para la realización de transacciones, surgieron otras modalidades de dinero, como el cheque, la nota provisoria, el pagaré, las acciones, los bonos; y más recientemente, la tarjeta de crédito y el pago electrónico.

El tema de las criptomonedas

En su ponencia, Fernández destacó que «ahora, lo que está en debate es si nos aproximamos al fin del dinero, tal como lo conocemos», destacando que ya en países como Suecia y China, el uso del efectivo físico está en declive.

Se refiere a las criptomonedas o monedas digitales, de las cuales se estima hay miles, entre las cuales se destacan Bitcoin, Ethereum, Dogecoin y Tether.

«Cada vez se utiliza el iPhone con más frecuencia para hacer pagos electrónicos y el uso del dinero convencional se ha ido convirtiendo en algo anticuado o anacrónico», sostuvo.

«Así pues, todo parece indicar que nos encontramos en los albores de una nueva revolución financiera en la que la naturaleza del dinero tiende a transformarse», subrayó Fernández

Intervención de Marco Herrera, Director Ejecutivo de Funglode

De su lado, el director ejecutivo de Funglode, Marco Herrera, dio la bienvenida a los expositores y asistentes al encuentro. A manera de introducción, Herrera explicó la evolución del concepto del dinero y de la moneda, subrayando que a través del tiempo se ha conformado un sistema hegemónico de conducción de la actividad económica.

Sostuvo que ese sistema se ha venido perfeccionando con la creación de los bancos centrales, que, mediante la regulación, control y emisión de monedas y notas han conformado la plataforma de los sistemas económicos y monetarios de los Estados Naciones.

Afirmó que posterior a la decisión de los Estados Unidos de suspender la convertibilidad del dólar respecto al oro, y asociarse el valor de la moneda de un país a la capacidad de dicha economía para responder al valor de la misma, el dinero va adquiriendo una naturaleza abstracta, pero con un referente fijo, y sobre todo con el control de las autoridades monetarias que la emitían.

«El auge y desarrollo de las tecnologías ha ido modificando la forma en que se representan esos valores y riquezas, convirtiendo gradualmente el dinero en números representados en una base de datos», señaló Herrera

Dijo que los números del balance de las cuentas bancarias, el uso de cheques, la capacidad de compra con tarjeta de crédito son valores stos valores susceptibles de ser cedidos e intercambiados por medio de transferencias bancarias, y de repente llega un momento en que el uso del dinero efectivo se va reduciendo de manera expedita y gradual, hasta llegar a un punto dn que una gran parte de la economía del día a día se convierte en digital, y cesa el uso del dinero en efectivo.

En su intervención, Herrera resaltó que los cambios se acentuaron con la llegada del internet, creando algo que a lo mínimo se puede caracterizar como una disrupción drástica del sistema, lo que muchos definen como una revolución.

Las tecnologías de información -agregó- van empoderando a los usuarios del dinero. De repente ya de manera directa, las personas hacen sus propias transferencias en línea.

«Con tecnologías como PayPal y WeChat, ya los individuos sin grandes infraestructuras de tecnologías, también reciben pagos electrónicos. Se crean sistemas de pago automatizados que alcanzan al más pequeño actor, que con solo una computadora puede realizar transacciones que hace tan solo 5 años solo resultaban posible para grandes empresas con centrales de poder de computación. Todo esto con un elemento común», comentó.

Afirmó que siempre se necesitaba una tercera persona que validara las transacciones y transferencias de valor de dinero; toda una cadena encabezada por Un banco central, un banco comercial, o un tercero que valide.

Todavía en esta etapa -indicó- se viene presentando un problema de esencia en lo que es el comercio electrónico, ya que no existe un mecanismo que permita hacer un pago por un canal de comunicación sin la mediación de un tercero confiable que valide. «Es de esta forma como a partir del 2006 comienzan a surgir las primeras monedas digitales, y en cierto sentido, inicia la revolución», sostuvo.

Como siempre lo ha sido, la tecnología hace galas de su naturaleza transversal, y así como ha ido perneando cada área de nuestras vidas, irrumpe en el sistema monetario, capacitando al individuo a crear valor y activo, de la forma en que solo los gobiernos podían hacerlo. Comenzamos a ver activos digitales como Liberty Dollars y Gold Age que ya permiten transmitir valor entre personas sin necesidad de un banco o entidad financiera que valide la transacción. La tendencia llega a un punto de inflexión, cuando el enigmático Satoshi Nakamoto – que al día de hoy no se sabe realmente si es una persona real o un seudónimo, genera un sencillo documento que sacude por completo la forma como conocemos el dinero: Bitcoin: Un sistema efectivo electrónico de Usuario a Usuario.

Este pequeño white paper, de apenas 9 páginas revoluciona todo el sistema monetario mundial, describiendo una tecnología, muy sencilla en su esencia, pero con ramificaciones al día de hoy desconocidas. La tecnología de cadena de bloques, o blockchain. Un sistema resguardado por miles de computadoras de manera simultánea, que garantice la integridad e inviolabilidad de un registro contable de pagos y transferencias entre usuarios, sin la intervención de ninguna autoridad monetaria, solamente sujeta al cuadre y registro de este libro contable de pagos gigantes.

Este sistema realmente constituye una disrupción a unos niveles sin precedentes, manifestó Herrera, para agregar que como toda disrupción genera escepticismo de manera natural, nos encontramos en la etapa de descubrir que permanece y que debe cambiar. Que se regula y que ya paso al plano de la autonomía del individuo, y todas unas ramificaciones de esta tecnología. Creación de valor y su transferencia en cualquier parte del mundo de manera directa y anónima.

Al plantear la esencia divisiva del fenómeno, Herrera recordó que algunos definen las criptomonedas como una revolución económica que puede significar un punto de quiebre de todo el sistema económico y monetario mundial, mientras otros lo definen como unos esquemas de estafa piramidales.

“Mientras unos ven el nuevo orden mundial, otros ven un monstruo especulativo que cada vez crece más y se apodera de la económica convencional”, expresó, y a seguidas considero que “lo que no cabe duda es que los activos digitales, las criptomonedas, los tokens fungibles o NFT son una realidad que resulta importantísimo estudiar, observar y sobre todo conocer, ya sea con el fin de aprovéchalos, regularlos, o hasta combatirlos……depende del prisma donde se mire.

«Este es el objetivo de este Foro Global @ Casa de Campo: conocer y diseccionar, con mira de telescopio, una clara tendencia que va a cambiar nuestra forma de vida”, explicó.

Herrera concluyó su intervención con varias preguntas: ¿Es cierto que lo que el internet hizo con la información, las criptomonedas lo están haciendo con el dinero?; ¿Nos acercamos a un futuro sin divisas, donde el efectivo no existe; ¿Estamos experimentando el fin del dinero?

Son esas preguntas -dijo- las que convocan al Foro, en busca de respuestas.

Julia Smearman

«Cuando se están implementando los activos digitales, también se está buscando que se implemente los usos de regulaciones, políticas y protocolos para combatir el precio del terrorismo y del lavado de activos a nivel internacional…

Estamos proveyendo asistencia técnica donde es necesario y viendo donde se puede experimentar para aprender nuevas regulaciones» Así inició Julia Smeaarman, directora de Mercados Financieros Internacionales del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, su intervención en el Foro.

«Nosotros queremos aprender con estos colegas que están trabajando con nosotros en estos mercados» afirmó, a seguidas.

La funcionaria estadounidense se refirió a los planes que está desarrollando el gobierno de Estados Unidos para regular el sistema de las monedas digitales y dar garantías de seguridad a sus ciudadanos.

Sostuvo que la investigación y desarrollo para las bitcoins incluye análisis sobre las implicaciones que tienen las monedas de Estados Unidos en cuestiones que tienen que ver con el crecimiento económico, la estabilidad y la inclusión financiera. También sobre la seguridad nacional y los derechos humanos.

Adelantó que próximamente, se publicará un reporte sobre estas monedas, de manera que se pueda establecer que no sean un riesgo para los consumidores, inversionistas y negocios, a la vez, que no arriesguen la estabilidad financiera, la seguridad nacional y la integridad del sistema financiero, entre factores.

Se harán adelantado recomendaciones para proteger estos sectores y hacer que se pueda vivir de manera segura con estos sistemas financieros

«Lograr que sea más transparente, más fácil eficaz y menos costoso, es uno de los objetivos, expresó la funcionaria» , puntualizó.

JIM REYNOLDS

En tanto que Jim Reynolds, Jr., Chairman y CEO, Loop Capital Markets , se refirió a los mercados financieros en Estados Unidos y la economía: ¿hacia dónde van las criptomonedas?»

Inició con un reconocimiento al expresidente Fernández por poner sobre la mesa un tema de tanta relevancia en el mundo financiero.

Dijo que el l de las criptomenedas, es un tema fundamental en la actualidad en Estados Unidos.

En tal sentido, corroboró el planteamiento de Smearman sobre las muchas preguntas que a nivel técnico y profesional en diversos ámbitos se hacen sobre esta moneda del siglo XXI.

Sostuvo que las diferentes monedas digitales y sus plataformas demandan que los países piensen con cómo proteger a sus ciudadanos. Consideró que las pérdidas de dinero que muchos registran en Estados Unidos se deben a que no estaban preparados para asumir esas estrategias de manejo de recursos e inversión.

Reveló que los activos desaparecidos ascienden a entre dos y tres trillones de dólares, y si se mira bien, la mayoría no corresponden a las Criptomonedas.

Según el experto, muchas personas no entienden por qué comprar una moneda digital que está creciendo. «Cuando un inversionista no sabe como funcionan. Al respecto indicó que las criptomonedas nunca se pensaron como formas de inversión, sino como instrumentos de realizar pagos, para hacer pagos transnacionales de manera más fácil», sostuvo.

Afirmó que cuando la pandemia comenzó, recordó, todo el mundo entró en pánico y comenzó a inundar los sistemas con dinero. «Lo que ocurrió con la inundación de activos, y los intereses básicamente en cero, las materias primas, los alimentos, los vehículos y todos los activos especulativos, como las monedas que definen el ambiente “cripto”, dijo.

Agregó que, así como empezaron a subir los precios de insumos, «no entendemos cómo bajaron las criptomonedas en medio de la especulación».

Dijo que el hecho alcanzó tal dimensión que las autoridades monetarias «recularon», y todo el dinero, con las medidas adoptadas, está subiendo.

Según Jim, lo que Estados Unidos hizo con las criptomonedas es algo que no ha hecho con ningún activo: dejaron el mercado de las criptomonedas sin ninguna supervisión.