El 90 % nacimientos en Maternidad de Los Mina son de madres haitianas

0
6

SANTO DOMINGO.-No es un secreto que las maternidades en República Dominicana destinan la mayor parte de sus recursos para la atención de una natalidad indiscriminada de haitianas.

El tema se ha convertido en un gran dilema para el presupuesto de salud y en una incierta preocupación sobre cómo proyecta esta sociedad estar haitianizada en 10 o 20 años en función de esa realidad.

La Maternidad San Lorenzo de Los Mina es un centro que usamos como referente para investigar el fenómeno de la natalidad haitiana en el país.

Allí ofrecen servicios de:

  • Obstetricia
  • Ginecología
  • Pediatría
  • Neonatal

Esta la principal maternidad de la capital dominicana.

Desde las afueras la concurrencia de embarazadas haitianas predomina, lo mismo en las áreas de consulta en la medida en que el día apenas inicia.

En el área de ginecología avanza la mañana y se contabilizan 72 embarazadas atendidas de ellas 39 son futuras madres haitianas, equivalente al 53 %.

En esta maternidad entre abril y agosto del 2021 se produjeron 2046 nacimientos, de esos 851 son hijos de madres haitianas, equivalente a un 42 % de los nacimientos, 78 de los infantes extranjeros terminaron murieron a horas de nacer representan un 4 % para totalizar un 46 % de los nacimientos.

Pero cuidado, este porcentaje no es representativo aun, mientras una mujer dominicana tiene como promedio dos o tres hijos, una investigación de natalidad establece que una mujer haitiana tiene como promedio cinco hijos, lo que significa que multiplicará su especie dos veces más rápido.

Nacimientos

La Maternidad San Lorenzo de Los Mina, atiende unos 25 nacimientos al día, las cifras de los últimos años arrojan que el 90 % son realizados a haitianas.

Nunca se sabe cuántos hijos tiene una madame, cada visita al hospital suelen ofrecer un nombre distinto, hay haitianas con siete y nueve hijos, pero a falta de documentos de identidad no hay un rastreo de los records.

“Tu sales al pasillo y preguntas: ¿Quién anda con fulana? y el marido puede estar al lado y se queda callado para evitar que se le pida buscar sangre, toallas sanitarias, pampers o ropa para los bebes, porque muchos llegan sin nada”.

Nos informan que el mes pasado, una parturienta haitiana se complicó de tal modo que su factura hospitalaria costó 1 millón 600 mil pesos, naturalmente pagados por el Estado.

“Cuando una dominicana da a luz si necesita sangre le hacen presión a la familia para que la compre, que empeñe o busque prestado, en el caso de las haitianas como nunca tienen el hospital la pone gratis, ¿por qué no lo hacen con nosotras?”, manifestó una madre.

Alerta para la salud

Las cifras del Servicio Nacional de Salud establecen que en 2020, se produjeron 111,472 nacimientos de los cuales 30,322 fueron de haitianas lo que supone el 27 % del total.

En el 2019, se produjeron 117,882 nacimientos de los cuales 27,984 corresponden a extranjeras de nacionalidad haitiana equivalente al 23.5 %.

Atenciones en hospitales

En muchos hospitales constituyen el 90 % de los nacimientos y esta maternidad es un vivo ejemplo, se tragan entre el 10 % y el 20 % del presupuesto de esos hospitales, qué falta de control en un país que grita por más dinero para la salud y lo poco que tiene se lo lleva el déficit de un país ajeno.

El personal comparte preocupaciones sobre el tema, no se negocia la calidad del servicio, pero viven en carne propia lo que consideran es una alerta para la salud.

“Este hospital está totalmente haitianizado, como vienen a parir sin record previo al parto hacemos analíticas y muchas resultan VIH positivas, sin tratamiento, bebés por debajo de su peso y ellas desnutridas, por eso se complican”.

En el área de externo recién nacidos es un área de bebes que luego de ir a sus casas regresan por alguna complicación.

Llama la atención que hay seis casos de los cuales la mitad eran hijos de haitianas, pero en otros días la balanza se ha inclinado más al lado extranjero, como la semana pasada que tenían siete ingresos de los cuales solo uno era dominicano.

En el área de cuidado intensivo de neonatología, dos pabellones a toda capacidad con 14 bebés en estado delicado, hay un bebé prematuro con tres días de vida, sus padres vienen a verlo pero no traen ni los pampers, cuenta con indignación la médico de turno.

El 70 % de los bebés este día en UCI neonatal eran de nacionalidad haitiana. Lo narrado por la médico se repetía frente a nuestros ojos, algunos venían a ver sus hijos pero no traían consigo pampers ni leche.

Ilegalidad

La falta de un registro civil en Haití y el status de ilegalidad hace no medible su población en República Dominicana, no hay censo ni encuesta que ofrezca un número exacto.

Un dato vinculante según la Encuesta Nacional de Inmigrantes es que el 75 % de los haitianos en República Dominicana ha llegado en los últimos 10 años.

El censo del 2012 establecía el número de haitianos en 668,145. Una auditoria social hace estimar a los preocupados por el tema que en el país hay por lo menos cuatro millones de haitianos.

Si en los hospitales se produce un promedio de 30,000 nacimientos de haitianas al año, en 20 años habrán nacido 600,000 niños y niñas y si cada haitiana se multiplica por cinco equivale a tres millones de nuevos nacimientos en 20 años, junto a una población ya existente en territorio que se estima en cuatro millones de personas y un crecimiento de quienes cruzan ilegalmente la frontera bastarán 25 o 30 años para que en el país haya un haitiano por cada dominicano.

La realidad es que los indicadores históricos establecen que anualmente los nacimientos de mujeres haitianas ilegales son mayores al año anterior. Lo que implica que la demografía proyecta una maratónica desigualdad.

creciente migración haitiana

Se identifica una nueva migración haitiana, en 2002 el 75 % de los migrantes haitianos eran hombres, hoy día el 45 % son hombres.

La feminización de la migración indica que el papel de la mujer ha cambiado y con ello llega la multiplicación de la raza.

En 2004, el 73.9 % emigró para trabajar y regresaban a Haití a ver sus familias, en 2012 disminuyó a 45.2 % el resto, un 25.7% se quedó en el país y el 7.5% permaneció estudiando.

Hoy día la migración haitiana se da con intenciones de permanecer lo que implica que sus familiares poco a poco se encuentran en RD.

¿Puede la prohibición de dejar pasar embarazadas con seis meses, anunciada por el presidente surtir efecto? Siendo que una población ilegal tan numerosa se encuentra en el país realmente no, y con débiles mecanismos para fortalecer la migración transfronteriza tampoco.

La creciente migración haitiana ha provocado un impacto en la salud pública, tanto que absorbe el 10 % del Presupuesto Nacional de Salud, cambios en los patrones delincuenciales con manifestaciones sanguinarias en muchos casos, están involucrados en el 10 % de los crímenes y delitos.

No hay una solución dominicana al problema haitiano, bien expresó el presidente Abinader, pero mientras aparece la solución idónea un país paga impuestos para mantener a dos países.

La sobrecarga que representan las haitianas embarazadas para el sector salud es un dragón del presupuesto de una República Dominicana que no tiene resueltos sus propios problemas de salud.

El Consejo Nacional de Migración determinó entre otras medidas no permitir el ingreso al país mujeres haitianas embarazadas con más de seis meses, pero ¿es esa medida en si misma suficiente?, ¿tenemos capacidad de asumir esos controles?

Por: Addis Burgos

Fuente: CDN