Un oficial M-2 de la Armada se encontraba en la estación de gas de Los Mameyes durante el asalto

0
19

Santo Domingo.-La Policía Nacional informó este martes que profundiza su investigación del asalto en una estación de expendio de Gas Licuado de Petróleo (GLP), que ocurrió en el sector Los Mameyes, Santo Domingo Este.

Una fuente confirmó que en el lugar del asalto se encontraba un oficial superior de la División de Inteligencia Naval (M-2) de la Armada Dominicana.

Se trata del Teniente de Navío, Santana Vásquez, quien estaba en el lugar echándole aire a las gomas de la camioneta blanca perteneciente a M-2 que se ve en el video, despojándolo de su arma de reglamento y dejándolo amarrado.

Además, la fuente informó que Teniente de Navío, Santana Vásquez, quien aparece al final del video, es encargado del Departamento de Transportación de la M-2.

Sobre el caso, la Policía indicó que esta se encuentra en “fase de investigación”, aunque sí adelantó que están llevando a cabo un análisis balístico de casquillos encontrados en la escena del crimen y de los videos del robo.

“Todavía no podemos dar mayores detalles, estamos en una fase de investigación, estamos analizando los levantamientos de cámara, análisis balísticos”, indicó el vocero de la referida institución, Diego Pesqueira.

Asimismo, Pesqueira afirmó que el objetivo del asalto era un camión de valores de la empresa Dominican Watchman y que el incidente se registró el sábado.

De acuerdo con el vocero, del camión se retiraron varias valijas, así como dos armas de fuego, una arrebatada a personal de la estación y la otra era propiedad del oficial de M-2 de la Armada.

Además, reportó que los responsables emprendieron la huida en un vehículo de marca Nissan, modelo Frontier de color gris.

“Oportunamente estaremos dando mayores detalles”, manifestó.

Captado

No obstante, el incidente fue grabado por la cámara de seguridad del establecimiento como los asaltantes, ataviados con pasamontañas, cometieron el delito.

En el audiovisual se puede constatar cómo estos llegan en la camioneta, el conductor permanece en ella y bajan cinco hombres con armas largas y cortas. Entran y solo se observa su movimiento sin captar el momento en que los empleados son atados.