Obispo de San Pedro de Macorís dice soberanía de la República Dominicana no se negocia

0
8

SAN PEDRO DE  MACORÍS, R.D. (viprensa).- El obispo Santiago Rodríguez, manifestó que el papel del Gobierno dominicano ante la situación del vecino país de Haití, es precisamente el que ha estado ejerciendo, en primer lugar, alertando a las Naciones Unidas de la grave situación que vive la nación haitiana.

El prelado favoreció las acciones llevadas a cabo por el Gobierno previendo situaciones lamentables que puedan darse en la frontera y por ende en todo el territorio nacional.

“Creo que de darse una situación difícil en la frontera, esto conlleva una repercusión en todo el país, ya que nos afecta a todos, a grandes y pequeños, a iglesias y a instituciones de todas clases”, consideró monseñor Rodríguez.

Indicó que esta problemática de Haití no es solo de nuestro país, sino que es un problema de nación, por lo que los empresarios, las autoridades gubernamentales y las instituciones, deben pensar que esta es una realidad que en definitiva a todos nos perjudica y, por tal razón todos estamos llamados a seguir apoyando las políticas de Estado para que se busque lo más pronto posible una salida o solución ante esta problemática.

El líder católico cree que no es tiempo prudente para seguirle dando larga y que las cosas se vayan arreglando en el camino, ya que es todo lo contrario porque esta situación de Haití en vez de irse arreglando en el tiempo, se va empeorando, por tal razón tenemos que apoyar y seguir fortaleciendo nuestras estructuras sobre todo en lo que concierne a la soberanía, porque verdaderamente esta situación es difícil.

El obispo de la Diócesis de San Pedro de Macorís y Hato Mayor, sostuvo que lo que es la familia y soberanía de la República Dominicana no se negocia.