Dirigente perremeista Ramón Alburquerque insta Abinader a desistir fideicomiso Catalina

0
38

SANTO DOMINGO.-El experto en temas energéticos y dirigente del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Ramón Alburquerque, exhortó esta mañana al presidente Luis Abinader no insistir más en el fideicomiso de las plantas de Punta Catalina porque ese proyecto ya recibió un rechazo general de todos los sectores que lo han visto perjudicial para la población.

En ese sentido, destacó que este proyecto se aprobó en la Cámara de Diputados como «un palo acechao» pues los propios legisladores reconocieron que ni siquiera leyeron los detalles del fideicomiso.

Sostuvo que para Punta Catalina no se necesita fideicomiso porque se ha demostrado que es rentable y que por tanto el Presidente no debe insistir más en eso.

«Las termoeléctricas de Punta Catalina no serán privatizadas mientras este servidor de ustedes sea presidente de la República”. El pueblo es y seguirá siendo el único propietario de todos los bienes y derechos aportados por el Gobierno para la creación del fideicomiso que habrá de manejar transparentemente Punta Catalina”, aseguró el mandatario.

Alburquerque opinó que lo ocurrido debe ser una lección para el Gobierno  «y que el Gobierno debe entender que las imposiciones, los madrugonazos, las presiones al Congreso para que aprueben las cosas porque fulano dio una orden, entonces así no debe ser y por eso acogemos como un acto de sensatez la posposición que ha pedido el presidente Abinader al Senado de este proyecto».

«El tema es que no se necesita fideicomiso, el tema es que la sociedad dominicana no quiere  que le oculten su principal empresa, el tema  es que no hay que poner un fideicomiso misterioso, protegido de la información pública cuando eso lo lógico, ni hoy ni mañana ese fideicomiso debe ir, sencillamente», consideró Alburquerque.

Citó instituciones como la Refinería Dominicana de Petróleo que maneja más recursos que Punta Catalina y funciona muy bien, el Banco de Reservas y el Banco Central son   instituciones abiertas a todos los cuestionamientos y escrutinios públicos y  funcionan y no necesitan de fideicomiso.