Video- Ex procurador atribuye a falta de planificación fracaso seguridad ciudadana en este gobierno 

0
26

El ex procurador general de la República Radhamés Jiménez Peña aseguró que a este gobierno le ha faltado articular un plan para atacar la criminalidad que afecta a todo el país.

“Toman acciones, pero lo que han tratado de implementar han resultado ineficaces, porque lo que estamos viendo es que cada día se incrementan los hechos delictivos en la República Dominicana, la delincuencia ha desbordado la capacidad de respuestas de las autoridades, y el problema se está enfocando de una mala manera porque no solo es una responsabilidad de la Policía Nacional”, criticó Jiménez Peña.

Recordó que el Plan de Seguridad Democrática que implementó el gobierno del expresidente Leonel Fernández, a partir del año 2004, resultó ser efectivo.

“Yo se lo puedo decir porque fui parte de esa estrategia y hubo una reducción dramática de los hechos delictivos en el país, pero se llevó a cabo una política integral que incluso muchos países de la región vieron el modelo dominicano con buenos ojos y lo replicaron, como es el caso de Perú, Guatemala y otras naciones que tuvieron la experiencia y la vivencia, y lo llevaron a sus países”, ponderó.

Radhamés Jiménez dijo que eso se complementó con una política de integración de todas las instituciones, de manera conjunta, de todas las instituciones del gobierno, y por eso es que dice que no es solo una responsabilidad de la Policía Nacional.

Lamentó que se tenga una Policía mal pagada, que se había prometido mejorarles las condiciones de vida a los agentes, pero que lo poco que ha recibido de aumento salarial en este gobierno, se lo ha tragado la inflación.

“De manera que no ha habido una respuesta contundente, y los números lo dicen, los hechos delictivos que están ocurriendo, los atracos, la violencia en todos los órdenes que se producen a diario en todo el territorio nacional tienen aterrorizados a la población”, lamentó el dirigente político.

Calificó como respuestas coyunturales movilizar a las Fuerzas Armadas, conjuntamente con la Policía Nacional, que no son acciones permanentes contra la criminalidad, y que en definitiva, van a resurgir, porque si se llevan los tanques de guerra a los Barrios de Simón Bolívar o a Guachupita, como no se pueden mantener toda la vida, los delincuentes que hay por ahí se pueden replegar, y desde que se retiren esas armas pesadas, los antisociales volverán a dichos lugares.