Santo Domingo, RD.-Los padres del niño fallecido el pasado viernes en un Centro de Atención Integral a la Primera Infancia (Caipi) fueron visitados por la directora ejecutiva del Instituto Nacional de Atención Integral a la Primera Infancia (Inaipi), quien les garantizó que se establecerán responsabilidades en la tragedia.

La directora de la institución, Besaida Manola Santana de Báez, viajó a San Francisco de Macorís, donde está ubicado el Caipi donde se registró el suceso, para dar las condolencias a Manuel de Castro Tavarez y Carleni Álvarez Muñoz, padres del niño de un año y nueve meses Maikel Esmil Castro Álvarez, quien falleció por ahogamiento tras caer en una cubeta de agua en el recinto.

La funcionaria reiteró a los padres de Maikel que, tan pronto concluyan las investigaciones que realizan el Ministerio Público y la Policía Nacional, el “Inaipi velará por que se apliquen las sanciones que correspondan a casos como este”.

A través de un comunicado, la entidad afirmó que tan pronto se conoció la tragedia, una comisión designada por la dirección viajó a San Francisco de Macorís y se reunió con el padre, los abuelos y el abogado de la familia del infante.

Tras darse a conocer la muerte del infante, sus familiares dijeron a medios de comunicación de San Francisco de Macorís, que fue un “descuido”, dejarlo sin supervisión y que fue llevado al hospital cuando estaba “negro, morado”.