Presidente Abinader insiste RD no puede hacerse cargo de Haití

0
12

Dajabón. RD.- El presidente Luis Abinader dio el primer palazo para la construcción del muro Fronterizo que dividirá a la República Dominicana de Haití.

El Mandatario de la República expresó que el país no puede hacerse cargo de la crisis política y económica del vecino país de Haití, ni resolver el resto de los problemas con los que cuenta esa nación.

Dijo también que liderar es escuchar, interpretar, responder y hacer lo correcto realizando lo que sueña la mayoría, explicó que los Dominicanos quieren paz y seguridad, que por eso es la contribución de la verja fronteriza, que es un deber patriótico y una prioridad del gobierno.

La verja abarcará 160 kilómetros y contará con un amplio dispositivo tecnológico, según los detalles ofrecidos en el acto celebrado en las proximidades del río Masacre, en la fronteriza Dajabón, y en el que Abinader estuvo acompañado de la cúpula militar y representantes de diversos partidos políticos.

La primera etapa, de 54 kilómetros de hormigón armado, supondrá una inversión de 1.750 millones de pesos (unos 30,7 millones de dólares) y estará lista entre siete y nueve meses.

«Apostamos por una verja inteligente en la frontera, una verja que beneficiará a ambos países porque permitirá controlar de forma mucho más eficiente el comercio bilateral; regular los flujos migratorios para combatir así las mafias con personas, hacer frente al narcotráfico y a la venta ilegal de armas», precisó Abinader tras recodar la grave crisis que atraviesa Haití.

Con esta valla, agregó, «combatiremos las distintas formar del crimen organizado que han querido tomar como base la frontera entre ambos países» y «garantizaremos la seguridad en la zona fronteriza gracias a que podremos disminuir drásticamente la migración irregular que viola la soberanía de los países».

«Una frontera regulada es una frontera mucho más segura», subrayó el gobernante en su discurso.

La construcción de una verja a lo largo de la mayor parte de la frontera con Haití, de 391 kilómetros de extensión, fue anunciada por Abinader formalmente el 27 de febrero del año pasado durante su discurso de rendición de cuentas ante la Asamblea Nacional.

En la frontera ya se ha construido una verja sencilla, que tiene al menos 23 kilómetros de extensión y está dividida en varios tramos, cerca de los pasos de las provincias de Jimaní y Elías Piña.