Nueva York ordena que todos los trabajadores no esenciales se queden en casa

0
30

NUEVA YORK (AGENCIA EFE).- El estado de Nueva York decretó este viernes que todos los empleados de servicios no esenciales deberán dejar de acudir a sus puestos y trabajar desde sus hogares con el fin de reducir el ritmo de contagios del coronavirus.

“Solo los negocios esenciales funcionarán. La gente puede trabajar desde casa (…), pero solo los negocios esenciales pueden tener a trabajadores en sus puestos”, explicó el gobernador, Andrew Cuomo, al presentar una política que bautizó como “Nueva York en Pausa” y que entrará en vigor el domingo por la noche.

Según dijo, habrá multas y cierres obligados para las empresas que no cumplan. “Estas medidas serán aplicadas. No son recomendaciones”, insistió.

Entre los servicios esenciales que quedan excluidos figuran, entre otros, supermercados y farmacias, dijo.

Además, Cuomo ordenó que se cancele toda reunión no esencial y cualquier concentración de personas en las calles, que se mantenga la distancia con toda persona en público y que se evite en todo lo posible el uso del transporte público.

Las reglas son más estrictas para grupos de riesgo -que incluyen a mayores de 70 años y a aquellos con problemas de salud previos-, que deberán permanecer en sus domicilios salvo para hacer ejercicio en solitario, tomar la temperatura de cualquier persona que les visite y usar una mascarilla siempre que estén con alguien, entre otras cosas.

En el caso de los individuos, por ahora no se prevén multas o sanciones, pero Cuomo confió en que todo el mundo las respete, con un llamamiento especial para los jóvenes, a quienes pidió solidaridad.

Las nuevas medidas entrarán en vigor en la noche del domingo, según dijo el gobernador en una conferencia de prensa.

Cuomo insistió en que esta nueva política no supone un confinamiento, una expresión que se ha resistido en todo momento a utilizar y que, a su juicio, solo contribuye a alimentar el pánico.