Obispo afirma RD dejó la puerta abierta a haitianos

0
39

SANTO DOMINGO.-El obispo de la diócesis de Baní, San Cristóbal y San José de Ocoa, Víctor Masalles, advirtió hoy que se está perdiendo el control de la migración, ya que “no se sabe cuántos extranjeros residen en la República Dominicana”.

“El problema haitiano es nuestro, porque somos nosotros que hemos dejado la puerta de la frontera abierta; no podemos echarle la culpa a nadie por la falta de control, no solo en la migración, sino también, en el tráfico, en la población, en la demografía y en diferentes aspectos importantes de la convivencia nacional”, puntualizó.

Masalles consideró que las autoridades no tienen idea de cuántos haitianos y venezolanos hay viviendo en República Dominicana, lo que se convierte en un problema para una nación a la hora de poner orden y dilucidar un problema.

“Ahora, nosotros no podemos poner en juego una democracia, un país y el orden instituido por un problema que comenzó con braceros que trajimos y que después dejamos de llevar para allá (Haití)”, expuso al ser entrevistado en el programa Telematutino 11, que se transmite por Telesistema.

Según el religioso, la traída de haitianos para trabajar en los ingenios azucareros del país desde hace muchos años se convirtió en un desorden que se ha tornado hasta cierto punto incontrolable.