Partido de Eduardo Estrella pide a Danilo no insistir “contra viento y marea” en la reelección

0
18

Santo Domingo.- El Partido Dominicanos por el Cambio (DXC), culpó al gobierno que encabeza el Presidente Danilo Medina de poner en juego la frágil democracia dominicana, al insistir contra viento y marea sus planes reeleccionistas, a tal extremo que en la actualidad somos centro de atención no solo de la sociedad dominicana, sino de la propia comunidad internacional.

Al ofrecer los detalles de las decisiones aprobadas por el Consejo Político Nacional de esa organización que liderea Eduardo Estrella, el doctor Manuel Oviedo Estrada, Presidente del Partido, afirmó que la sociedad dominicana está hastiada e indignada por los desmedidos aprestos de las actuales autoridades en tratar de lograr los votos para modificar la constitución, al extremo de maltratar y pretender intimidar a los sectores que se han opuesto a este despropósito llegando hasta militarizar el Congreso Nacional, “hecho que condenamos”.

“Nuestra frágil democracia se encuentra hoy en juego ante la ambición de las facciones del gobierno del PLD, los cuales en los últimos nueve años han promovido dos reformas a la carta magna con el objetivo de habilitarse y tratar de quedarse en el poder” reveló Oviedo al término de la reunión realizada en la sede principal del partido.

Criticó también la postura asumida por los legisladores oficialistas de intentar introducir un proyecto de modificación a la Constitución de la Repùblica de manera antojadiza con la única finalidad de habilitar al actual mandatario a perpetuarse en el poder.

Indicó que las reformas que se han realizado en los últimos años en el país han sido para satisfacer los intereses de los mandatarios de turno, lo que termina prostituyendo el aparato estatal a niveles aberrantes, “el pueblo dominicano no se merece que la mayoría de los funcionarios públicos en los últimos meses solo se hayan enfocado en este laborantismo político, descuidando el trabajo de sus respectivos ministerios, en pocas palabras el gobierno está paralizado y desacreditado.

“Llegó el momento que desistan de las pretensiones de modificar la Constitución y el Presidente se dedique a enfrentar los problemas de inseguridad ciudadana, del alza de la prima del dólar, del tráfico de indocumentados, del aumento irresponsable de la deuda y del descrédito de la procuraduría, por solo citar algunos, y el Congreso en legislar en favor de las grandes mayorías nacionales” puntualizó Oviedo.

Señaló que en lugar de pensar en reelección lo más saludable para el país es que desde el gobierno se envíe una señal de que sus prioridades son trabajar por la estabilidad política y económica de la Nación, creando las condiciones para que se celebren unas elecciones confiables y transparentes.