Partidos políticos de Haití abogan por un gobierno de unidad nacional

0
7

PUERTO PRINCIPE.- La Iniciativa de Partidos Políticos para el Avance y el Cambio abogó por un Gobierno de unión nacional en Haití, ante la agudización de la crisis sanitaria y de seguridad.

La plataforma que reúne a varias estructuras de la esfera política advirtió este jueves en conferencia de prensa sobre el repunte de los contagios por el coronavirus SARS-CoV-2, causante de la Covid-19, además del aumento de la violencia armada y la actual temporada de huracanes.

Su secretario general, Romuald Davilma, subrayó que la situación actual marcada por la inestabilidad, debilita el aparato estatal, y consideró que sólo un diálogo franco entre las diversas fuerzas del país, puede ofrecer una solución definitiva a la crisis.

En este sentido, confía en que la renovación del mandato del primer ministro interino Claude Joseph, refleja la voluntad de la administración de alcanzar un acuerdo nacional, capaz de abordar las urgencias del momento.

Asimismo, sugirió la reconstitución del Consejo Electoral Provisional, y el establecimiento de un consenso amplio para dotar al país de una nueva carta magna, aunque este proceso es blanco de críticas por las fuerzas hostiles y numerosas organizaciones de la sociedad civil.

Recientemente, el Sector Democrático y Popular rechazó llegar a un acuerdo mientras el presidente Jovenel Moise continúe en el poder, y reiteró que no existirá cohabitación, elecciones o referendo.
André Michel, abogado y portavoz de la plataforma, señaló que la renovación de Joseph «es una pérdida de tiempo en un momento en el que el Estado no puede asegurar el país».

Violencia extrema

Desde inicios de este mes las entradas norte y sur de la capital se encuentran sumidas en una violencia extrema, mientras bandas armadas se enfrentan por el control de los territorios.

Los sucesos provocaron que unas ocho mil 500 personas huyeran de sus viviendas para refugiarse en espacios públicos.

La lucha que pandillas que se extiende por casi tres semanas ya impactó esferas como la salud, transportación o abastecimiento de combustibles, y cobró la vida de al menos una decena de personas.