Pelea dentro de Cártel del Golfo causó matanza de civiles en mexicana Reynosa

0
12

CIUDAD DE MÉXICO (EFE).- La matanza de 19 personas sucedida en Reynosa, en el norte de México, se debió al choque entre grupos pertenecientes al Cártel del Golfo que operan en la zona para “sembrar terror” en la población y así ganar territorio, dijo este martes el fiscal del estado de Tamaulipas, Irving Barrios.

“Los Metros operan en la ciudad de Reynosa, Los Escorpiones operan en Rio Bravo -un municipio pegado a Reynosa- y Los Ciclones en Matamoros -al este, también sobre la frontera-. Son tres fracciones”, detalló el fiscal sobre la masacre a civiles ocurrida el pasado sábado.

Según relató a un medio mexicano, Los Escorpiones y Los Ciclones se juntaron para “poder entrar a pelear a Los Metros”, por lo que buscaron sembrar miedo en la población para “desestabilizar”.

“Entraron disparando a todos lados, (…) se metieron a las tiendas, ingresaron a un taller mecánico, quitaron teléfonos, robaron vehículos, etcétera, todo con la intención de causar terror en la sociedad y desestabilizar la paz que venía habiendo desde hace algún tiempo”, añadió Barrios.

Pasadas 72 horas después del ataque que se llevó la vida de 19 personas (15 civiles y 4 presuntos delincuentes), el único detenido, herido por la Policía estatal en el segundo de dos enfrentamientos, Jonathan “R”, está en manos de la autoridad judicial.

Según Barrios, esta hipótesis de los enfrentamientos dentro del mismo cártel es la que más fuerza toma hasta el momento, a pesar de lo inusual de este tipo de ataques en dicha zona fronteriza.

“Veníamos de tendencia de delitos a la baja y esto viene a ser una mutación en la forma de operar de los grupos criminales aquí en la frontera con Estados Unidos”, terminó el fiscal, quien también detalló que la investigación está ya en manos de la Fiscalía General de la República (FGR), con la que las autoridades estatales están colaborando.

Los tiroteos de los delincuentes el sábado provocaron la movilización del Ejército, la Guardia Nacional, la Policía estatal y la Fiscalía del Estado, que se desplegaron por toda la ciudad.

Estos hechos suceden en un contexto en el que la violencia no cesa en México, que tuvo los dos años más sangrientos de su historia en 2019, con 34.682 asesinatos, y 2020 con 34.554.

Apenas este lunes, la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana reportó 2.963 homicidios en mayo, el mes más violento en 2021 y uno de los 10 más sangrientos del sexenio pasado.

La frontera de Tamaulipas con Estados Unidos ha sido escenario de hechos violentos recientes.

En mayo, el presidente nacional del partido gubernamental Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Mario Delgado, denunció que un grupo armado lo retuvo mientras iba de Matamoros a Reynosa en las campañas previas a la elección del 6 de junio.

Y el 22 de enero pasado se hallaron 19 cuerpos calcinados en una camioneta en el poblado de Santa Anita, del municipio de Camargo, de los que 16 eran guatemaltecos.

En el estado de Tamaulipas opera el Cártel del Golfo, organización criminal en la que distintos grupos mantienen una violenta disputa interna para controlar un territorio clave para el tránsito de droga y el tráfico de personas. EFE