Pepca requiere la presencia de Temístocles Montás y dos dirigentes más del PLD

0
388

SANTO DOMINGO.- La Procuraduría Adjunta  de Persecución a la Corrupción Administrativa (Pepca) y la Dirección de Persecución requirieron la comparecencia del presidente interino del PLD, Juan Temístocles Montás Domínguez, así como la del contralor de la organización, Francisco Liranzo, y el gerente financiero, Audilio Vargas.

El presidente de la Cámara de Cuentas también depositó en la Procuraduría General declaraciones juradas de bienes de funcionarios o exfuncionarios y, además, aportó una lista con los denominados “omisos” que incumplen con la Ley  311-14 sobre Declaraciones Juradas de Patrimonio de los Funcionarios y Servidores Públicos, del 8 de agosto de 2014.

“Se está investigando un gran número de denuncias sobre algunos departamentos del Estado, también sobre declaraciones juradas que fueron traídas por la Cámara de Cuentas, entre ellas a funcionarios que no hicieron declaraciones juradas en el tiempo establecido por la Ley”, dijo la Procuradora General, Miriam Germán Brito en su rueda de prensa de este martes.

“Las declaraciones juradas serán investigadas todas y el que tenga un incremento diferente se pudiera someter a la justicia, si no tiene justificación para ese incremento de su fortuna, porque podemos deducir que hay un enriquecimiento ilícito”, planteó.

Sostuvo que un mes y medio jamás resultará un tiempo excesivo para un proceso de investigación de una denuncia o una querella en la que, como en algunos casos, existen “muchas cuestiones a ser examinadas por peritos forenses” y, además, se debe pedir información a entidades del área financiera.

“Es que si uno hace un expediente y lo conduce de manera atropellante y con una rapidez desesperada, la más probable es que le salga flojo el caso y que en un juicio al fondo no se sostenga”, sostuvo Germán Brito.

“Por ejemplo, para la condición de instrucción basta que un hecho sea probable y que la persona investigada sea el probable autor de eso, pero para un juicio no es así, para un juicio al fondo debe probarse fuera de toda duda razonable”, dijo la procuradora general.