PLD dice Procuraduría debe esclarecer denuncia por acoso laboral de la Fiscal del DN

0
50

Claudia Rita Abreu,  titular de la Secretaría de Igualdad y Equidad de Género del Partido de la Liberación Dominicana, aseguró que el acoso laboral es un delito muy común en República Dominicana y afecta principalmente a las mujeres, por lo que exhortó a la procuradora General de la República a esclarecer la denuncia hecha por la fiscal del Distrito Nacional en contra del Inspector Gene­ral del Ministerio Público.

 Manifestó que el acoso laboral contra  las mujeres es una forma de  violencia de género y se ejerce a  través de exigencias que vulneran el acceso al trabajo o ponen en riesgo su permanencia en el mismo,  exigiendo a la persona condiciones de trabajo que lesionan su integridad y obstaculizando  su posibilidad para ascender de puesto.

 “El acoso laboral es más común de lo que se piensa y en ocasiones  complicado de demostrar, pero existe y mucho; acorralando a la persona para hostigarla y causarle malestar en las funciones que realizan, cuestionando todo el tiempo de manera infundada sobre temas incluso fuera de lugar”, precisó Claudia Rita Abreu en declaraciones reseñadas por la Secretaría de Comunicaciones del PLD.

 Al referirse a la denuncia de acoso laboral que hiciera Rosalba Ramos, Procuradora  Fiscal del Distrito Nacional , Claudia Rita Abreu  señaló que la Procuraduría General de la República debe darle el seguimiento   siguiendo el debido proceso y sin restarle importancia a la denuncia de la magistrada.

 La  Secretaria de Igualdad y Equidad de Género del PLD indicó que el acoso laboral suele ocurrirle más a mujeres que a hombres, y también, se basa en celos de que una persona se destaque profesionalmente, como puede ser el caso que denuncia la magistrada Rosalba Ramos.

 En una comunicación dirigida a Miriam Germán Brito, procuradora general de la República,  la fiscal del Distrito Nacional Rosalba Ramos solicitó abrir una investigación en contra de  Juan Medina por incurrir de forma ilegal, ilegítima, arbitraria e inquisidora, en prácticas de acoso moral y laboral en su contra, lo que constituye también un  deli­to de violencia de género, consagrado en el artículo 309-1 del Código Penal.

 Claudia Rita Abreu señaló que tal como declaró la fiscal del Distrito Nacional el  acoso laboral muchas veces es  disfrazado con investigacio­nes o falsas acusaciones en contra la persona afectada, para luego presionarla con otras exigencias.