Pleno de la Junta Central Electoral recibe observadores de la OEA previo a elecciones municipales

0
26

SANTO DOMINGO.-Los integrantes de la Misión de Observación Electoral de la Organización de los Estados Americanos (OEA) sostuvieron una reunión la mañana de este miércoles con los miembros del Pleno de la Junta Central Electoral para conocer detalles del proceso electoral que se llevará a cabo el próximo domingo.

La misión de observadores está encabezada por Eduardo Frei, expresidente de Chile.

En adición al Jefe de Misión de OEA, participaron Gerardo de Icaza, director del Departamento para la Cooperación y Observación Electoral de la OEA; Araceli Azuara, representante de la Secretaría General de la OEA en República Dominicana; Cristóbal Fernández, subjefe de misión; Brenda Santamaría, jefa de sección de Observación Electoral; Francisco Pérez, Asesor del jefe de misión; y Mireya López, oficial de prensa.

De su lado, el titular de la Junta Central Electoral, Julio César Castaños Guzmán, estuvo acompañado por los Magistrados Roberto Saladín Selin, Carmen Imbert Brugal, Rosario Graciano de los Santos y Henry Mejía Oviedo.

Desde ayer comenzaron a llegar las misiones de observadores internaciones que estarán presentes en las elecciones municipales del próximo domingo 16.

Esta será la décimo séptima misión de observación electoral que la OEA despliega en República Dominicana. En esta ocasión, el equipo de la organización, que ha comenzado a desplegarse en el país desde el 7 de febrero, estará compuesto por 25 observadores y especialistas de 12 nacionalidades, entre los que se cuenta expertos en organización y tecnología electoral, financiamiento político, participación política de las mujeres y justicia electoral.

En las elecciones municipales del próximo domingo se disputarán 3,849 cargos electivos entre ellos los 158 alcaldes e igual cantidad para los vicealcaldes; 1,164 regidores y un monto similar de suplentes; 235 directores, misma proporción de subdirectores y 735 vocales.

En los comicios están llamados a votar 7.4 millones de electores, en un proceso en que trabajarán cerca de 200,000 personas.