Policía impide protesta de dueños de automóviles Honda Civic

0
92

Santo Domingo.- La Policía Nacional impidió que propietarios de carros marca Honda Civic realicen una protesta pacífica en reclamo de que cese la persecución y maltratos a que, según afirman, son sometidos por las autoridades.

La manifestación sería celebrada en el parqueo de la avenida George Washington conocido como El Maleconcito.

Minutos antes del inicio, unidades de la uniformada se presentaron al lugar, ordenaron sacar los vehículos que estaban en el parqueo y  cerraron las entradas al parqueo para impedir la entrada a los demás carros Honda Civic.

La protesta fue organizada por el club Honda Remix, cuyos integrantes acudieron identificados y usando camisetas con el logo de la agrupación.

El presidente de Honda Remix, Ariel Mercedes dijo que   no se pudo hacer la protesta porque muchos de los miembros al ver la policía optaron por marcharse, aunque unos pocos se quedaron en los alrededores.

Dijo que desde la Policía hubo una orden de no dejarlos entrar y cuando pidieron  una explicación de porqué no podían estar  en ese parqueo que en un lugar público “los agentes solo respondieron que estaban recibiendo órdenes superiores y que si querían podían hacer la protesta en la avenida George Washington”.

Además de sacarlos del lugar, varios de estos vehículos fueron requisados por agentes que alegaban irregularidad en la documentación de algunos de los carros.

Recientemente los propietarios de Honda, modelo Civic, se concentraron en la Avenida Iberoamericana, del sector Los Mameyes en Santo Domingo Este, para protestar pacíficamente por la presunta persecución por agentes de la Policía Nacional.

Los propietarios de estos vehículos se quejaron de que las autoridades no les dan tregua al verlos a bordo de los Honda Civic, violentando sus derechos al libre tránsito con detenciones injustificadas y en ocasiones atropellos y maltratos.

“Todo porque supuestamente encajamos en un perfil sospechoso, pero no todo el que tiene este vehículo es pipero, ni tarjetero, ni delincuente. Muchos de nosotros somos personas de trabajo”, dijo Mercedes.