Primera ministra británica Theresa May dimitirá 7 de junio y abre la sucesión en el Gobierno

0
7

LONDRES (AGENCIAS).-La primera ministra británica, Theresa May, muy presionada por sus ministros y diputados, comunicó este viernes su dimisión como líder conservadora el próximo 7 de junio, aunque permanecerá en el cargo hasta la elección de su sucesor.

Visiblemente emocionada, May tiró hoy finalmente la toalla al fracasar todos sus intentos por materializar el “brexit” o salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), su principal cometido cuando se hizo cargo del Gobierno en julio de 2016.

Ante la puerta de su residencia oficial del 10 de Downing Street, la política “tory” informó de que ha comunicado a la reina Isabel II su intención de dimitir el 7 de junio y de iniciar después el proceso para elegir al nuevo líder del Partido Conservador, proceso que se espera quede completado a finales del próximo julio.

El principal aspirante a sucederle es el exalcalde de Londres y antiguo ministro de Exteriores, Boris Johnson, quien desde su cuenta de Twitter destacó hoy el “digno discurso” de May y su “estoico servicio” a su formación y al Reino Unido.

En su declaración al país, la todavía “premier” dijo que “siempre lamentará profundamente” no haber podido ejecutar el “brexit” y conminó a su sucesor en el Gobierno a tratar de hallar un consenso en el Parlamento para lograr dejar el bloque europeo.

“He luchado para hacer que el Reino Unido sirva no solo a unos pocos privilegiados sino a todo el mundo y cumplir con el resultado del referéndum”, afirmó May, quien iba vestida de rojo.

“Pronto dejaré el trabajo que para mí ha sido el honor de mi vida: servir. ¿Segunda primera ministra?, ciertamente no seré la última. Lo digo sin animadversión, sino con una enorme gratitud por haber tenido la oportunidad de servir al país que amo”, afirmó May, quien es la segunda jefa de Gobierno tras Margaret Thatcher.

Al justificar sus esfuerzos para concretar el “brexit”, la política, de 62 años, recalcó que el referéndum de 2016 no fue solamente una votación a favor de salir de la UE, sino de “un profundo cambio en nuestro país, una llamada para hacer del Reino Undo un país que realmente sirva a todo el mundo”.

A pesar de la profunda crisis por la que atraviesa el Reino Unido a causa del difícil proceso del “brexit”, May estará al frente del Ejecutivo cuando el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, haga su visita de Estado entre el 3 y el 5 de junio.

Desde la oposición, el líder laborista, Jeremy Corbyn, pidió la “inmediata” convocatoria de elecciones generales y calificó al Partido Conservador de formación “dividida y desintegrada”.