Proconsumidor para en seco a Asociación de Amas Casas; dice productos son buenos

0
25

SANTO DOMINGO.- La directora del Instituto Nacional de Protección de los Derechos del Consumidor (Pro Consumidor), Anina Del Castillo, afirmó que mejora la calidad de los alimentos que consume la población debido al “estricto proceso de supervisión, seguimiento y aplicación de normas nacionales e internacionales que implica la entidad que dirige”.

Así respondió las acusaciones de las asociaciones de Comités de Amas de Casa y de Protección de los Consumidores de que la entidad no juega su rol porque se venden productos como el pan y salami sin la calidad requerida.

Manifestó que constantemente existe una serie de requerimientos de análisis de laboratorio que exige el Estado para la venta de productos, y que se da un seguimiento de alto nivel a la calidad de los productos que se venden en los distintos establecimientos comerciales del país.

Explicó que aplican reglamentación técnica que son un conjunto de procesos y de puertas que el Estado determina para garantizar que un producto o un proceso esté acorde con esas normativas internacionales para garantizar que esté bien. Indicó que en el país hay una reglamentación técnica para bebidas y alimentos.

Informó que para tomar una muestra de cualquier producto existe un proceso que no lo establece Pro Consumidor, sino la normativa técnica internacional. Aclaró que existen laboratorios que pueden decir que un producto está bien o mal y quizás no lo hacen con mala intención, pero que sus instrumentos de medición pueden estar mal calibrados.

Con relación a la calidad del pan que se consume, dijo que tiene un estudio reciente que se inicia con la calidad de la harina con que se producen y que se han tomado más de 127 muestras en diferentes partes del país, al igual que el producto.

Indicó que los resultados de esos estudios revelan que hay cosas muy buenas en términos generales y que hay sitios malos que Pro Consumidor los ha cerrado porque no reúnen los requisitos para garantizar productos de calidad de los que consume la población.

“Yo quisiera desmitificar esa forma alegre de hacer declaraciones que tienden a sensibilizar a un grupo de personas porque no quieren verse afectadas y que pudieran desconfiar del vendedor y lo quiero desmitificar en cuanto a que un proceso, para que sea real, tiene que hacerse con las condiciones y los estándares requeridos, no es un proceso que se determina a simple vista”, sostuvo la funcionaria.