¿Puede el Presidente Donald Trump obligar a las empresas de EE.UU. a abandonar China?

0
10

Horas después de que este viernes China anunciara aranceles de represalia sobre los productos estadounidenses, el presidente Donald Trump ordenó a través de Twitter a las compañías de su país que “comiencen a buscar una alternativa a China, incluyendo traer sus empresas a casa y producir en los Estados Unidos”.

Hay mucho en juego: las empresas estadounidenses invirtieron un total de 256.000 millones de dólares en China entre 1990 y 2017, en comparación con los 140.000 millones que las empresas chinas han invertido en los Estados Unidos, según las estimaciones del instituto de investigación Rhodium Group.

A diferencia de China, EE.UU. no tiene una economía de planificación centralizada…¿qué puede hacer Trump?

 

 

Algunas compañías estadounidenses ya habían comenzado a trasladar sus operaciones fuera de China antes de que hace más de un año comenzara la guerra comercial arancelaria entre Estados Unidos y el gigante asiático bajo el principio de “ojo por ojo”.

Pero deslocalizar las operaciones y llevar la producción completamente fuera de China llevaría tiempo. Además, muchas empresas estadounidenses, como las de los sectores aeroespacial, de servicios y minorista seguramente se resistirían a la presión de abandonar un mercado que no solo es enorme sino que está creciendo.

A diferencia de China, Estados Unidos no tiene una economía de planificación centralizada.¿Qué acción legal puede tomar el presidente para obligar a las empresas estadounidenses a cumplir con su orden?

Trump tiene algunas herramientas poderosas que no requerirían la aprobación del Congreso de los Estados Unidos.

Emergencia nacional

Trump podría tratar a China de un modo más parecido al que aplica a Irán y ordenar sanciones, lo que implicaría declarar una emergencia nacional bajo una ley de 1977 llamada Ley de Poderes Económicos de Emergencia Internacional (IEEPA).