PUERTO RICO: Fricción con Senado al rechazar a cuatro ministros designados

0
13

San Juan.- El Senado de Puerto Rico, en colisión con el poder ejecutivo tras en la víspera la Comisión de Nombramientos emitir informes negativos de cuatro ministros designados, votará hoy en el pleno la determinación.

El rechazo ha hecho saltar al gobernante puertorriqueño Pedro R. Pierluisi, quien se quedaría sin los ministros designados de Educación, Familia, Recreación y Deportes, además del jefe del Negociado de Bomberos.

«La Asamblea Legislativa es la rama de Gobierno más representativa de la democracia expresada en la urnas por los puertorriqueños, por lo que exigimos que se entienda y se respete cuando tomamos una determinación», advirtió el presidente del Senado, José Luis Dalmau, ante expresiones de Pierluisi.

El mandatario boricua, que a su vez preside el anexionista Partido Nuevo Progresista (PNP), catalogó de «muy desafortunada» la situación que enfrentan sus funcionarios designados, pues tres de estos llevan más de cuatro meses a cargo de sus respectivas carteras.

La nominada secretaria de Corrección y Rehabilitación, Ana Escobar, recibió en cambio un informe favorable, que se votará este jueves en el pleno de la Cámara Alta.

«Con el mismo tono y el mismo respeto que algunos miembros del Poder Ejecutivo o alcaldes piden que la Asamblea Legislativa actúe de una u otra forma, como Asamblea Legislativa exigimos que se entienda y se respete cuando tomamos una determinación», sostuvo Dalmau, quien preside el Partido Popular Democrático.

En este escenario histórico, sostuvo, en el Senado el pueblo está representado por cinco partidos, incluidos el Independentista Puertorriqueño, el ecléctico Movimiento Victoria Ciudadana, el conservador Proyecto Dignidad, además de un parlamentario independiente.

Dalmau estableció que cuando el gobernador veta una medida aprobada por la mayoría representativa del pueblo en la Asamblea Legislativa, se le respeta su decisión, aún cuando se puede pasar por encima al veto, cosa que raras veces se realiza.

Expuso que las motivaciones que tiene Pierluisi ※como poder nominador※ para hacer un nombramiento nadie las cuestiona, como tampoco al rechazar una medida debidamente aprobada.

«Si la Legislatura, ejerciendo sus facultades constitucionales con la representación de todos los partidos, y no de uno exclusivamente, le pasa por encima al veto, es pecado mortal, o si rechaza un nombramiento, se somete a un escrutinio distinto y se le exige dar todo tipo de explicaciones de las razones del rechazo», subrayó el presidente del Senado.

Recordó que la Constitución del Estado Libre Asociado de Puerto Rico dispone que los nominados por el Poder Ejecutivo se someten al consentimiento del Senado, lo que no es un procedimiento automático.

Pierluisi reclamó en la víspera que los nombramientos de funcionarios rechazados deben ser llevados al pleno del Senado, en la sesión de este jueves, para que se decida su destino.