Reino Unido podría aplicar una tercera dosis de la vacuna contra el COVID en septiembre

0
16

REINO UNIDO (AGENCIAS).-El Comité Conjunto de Vacunación e Inmunización ( JCVI ), del Departamento de Salud del Reino Unido, recomendó ayer una tercera dosis de la vacuna contra el coronavirus, cuyo “programa de refuerzo debe comenzar en septiembre de 2021” para prevenir que la situación por la pandemia se complique como consecuencia del virus de influenza estacional de los meses de invierno.

El JCVI, por sus siglas en inglés, argumenta que “actualmente se desconocen el momento y la magnitud de las posibles olas de infección por influenza y SARS-CoV2 para el invierno de 2021 a 2022”.

En su sugerencia, indica que una primera etapa de la tercera dosis de la vacuna contra el coronavirus o SARS-CoV2 debe incluir el refuerzo anual contra la influenza “tan pronto sea posible a partir de septiembre de 2021” para adultos de 16 años que están inmunodeprimidos, los que viven en residencias de ancianos y a todos los mayores de 70 años o más.

También se recomienda a los trabajadores sanitarios y de asistencia social de primera línea.

En una segunda etapa, “tan pronto como sea posible después” de la primera, el organismo dice que debe incluir a los adultos mayores de 50 años y a los adultos de 16 a 49 años que están en un grupo de riesgo de influenza o COVID-19.

“Como la mayoría de los adultos más jóvenes solo recibirán su segunda dosis de la vacuna COVID-19 a fines del verano, los beneficios de la vacuna de refuerzo en este grupo se considerarán más adelante cuando haya más información disponible. El objetivo inicial para el invierno de 2021 a 2022 es que las personas en las etapas de refuerzo 1 y 2 reciban sus vacunas contra la influenza y COVID-19 a tiempo”, sostiene JCVI.

El organismo hace énfasis en que en los próximos meses dispondrán de datos científicos adicionales que requerirán un examen más detenido por parte del JCVI antes de recibir un dictamen final.

Los datos que se incluirán son sobre la seguridad y eficacia de las vacunas COVID-19 utilizadas en el Reino Unido e internacionalmente, ensayos clínicos y datos de eficacia en el mundo real sobre la durabilidad de la protección más allá de los seis meses, entre otros.