República Dominicana concede la nacionalidad a 50 descendientes de haitianos

0
20

Santo Domingo – El presidente Luis Abinader concedió la nacionalidad dominicana a 50 descendientes de haitianos nacidos en el país que fueron despojados de su ciudadanía por medio de una polémica sentencia promulgada en 2013.

La concesión de la nacionalidad se materializó en un decreto firmado por Abinader el pasado 30 de abril, que se ha mantenido en secreto hasta ser publicado en la web de la Consultoría del Poder Ejecutivo.

Este es el primer decreto firmado por Abinader para otorgar la nacionalidad a los descendientes de haitianos afectados por la sentencia de 2013.

Abinader siguió el ejemplo de su antecesor, Danilo Medina, que firmó otro decreto similar en julio de 2020, también en secreto, en el que devolvió la nacionalidad a 750 dominicanos que habían sido despojados de la ciudadanía de su país de nacimiento.

La polémica se remonta a 2013, cuando el Tribunal Constitucional decidió que los hijos de los extranjeros indocumentados no son dominicanos.

La sentencia se aplicó de forma retroactiva a los nacidos después de 1929 y afectó directamente a decenas de miles de hijos de haitianos, muchos de los cuales se quedaron apátridas en ese momento.

Las críticas internacionales suscitadas por la resolución llevaron a las autoridades dominicanas a elaborar una ley en 2014 con la que ofrecieron la nacionalidad a una minoría de los afectados, los que ya tenían documentos de identidad dominicanos.

En ese grupo se inscriben las 800 personas que han recibido la nacionalidad gracias a los decretos firmados por Medina y por Abinader.

Según cálculos de la ONG Reconoci.do, unas 8.000 personas solicitaron recuperar la nacionalidad por medio de la ley de 2014.

La ley de 2014 estableció una segunda categoría, la de los hijos de extranjeros que nunca habían tenido documentos dominicanos antes de la sentencia de 2013.

Para este grupo se creó un plan de regularización de extranjeros, que les abre las puertas a solicitar un permiso de residencia en el país y obtener una cédula que les reconoce como haitianos.