Cantante R. Kelly es condenado a 30 años de cárcel

0
7

ESTADOS UNIDOS (AFP).-El que fuera la estrella del R&B, R. Kelly, fue condenado este miércoles a 30 años de cárcel por la justicia estadounidense por dirigir durante décadas una red de tráfico y abusos sexuales contra adolescentes y mujeres.

Casi un año después de que fuera declarado culpable de los seis cargos que pesaban sobre él, el autor de «I Believe I Can Fly» recibió la sentencia con la cabeza baja, en la misma actitud que prácticamente mantuvo a lo largo de unas cuatro horas de audiencia.

«Estoy agradecida de que Robert Sylvester Kelly está lejos y estará lejos y no podrá herir a nadie más», dijo una de las víctimas del condenado, de 55 años, Lizzette Martínez, a la prensa que aguardaba fuera del tribunal federal de Brooklyn.

La condena es superior a los 25 años de cárcel que solicitaba la fiscalía, que alegaba que el ganador de tres premios Grammy, con más de 75 millones de discos vendidos, todavía «representa un serio peligro público».

«La población debe ser protegida de comportamientos como este», dijo la jueza Ann Donnelly que consideró que la sentencia es «disuasiva tanto para Robert Kelly como para otros».

«Esperemos que la sentencia de hoy aporte cierto grado de confort y reparación para las víctimas, entre ellas las que valientemente testificaron en el juicio, y sirva como un reconocimiento largamente demorado de que sus voces merecen ser oídas y sus vidas importan», dijo el fiscal del Tribunal federal de Brooklyn, Breon Peace, al comentar la sentencia.

Además de la condena, que le llevará a pasar prácticamente el resto de sus días tras las rejas, la jueza también ordenó que el cantante sea sometido a un tratamiento por desórdenes sexuales y psicológicos.

Para el 28 de septiembre, Donnelly ha convocado otra audiencia para definir la multa que tendrá que pagar a las víctimas en vista del estado de sus finanzas.

Tras años de rumores de abusos sexuales a mujeres y menores, el 27 de septiembre pasado, un jurado en Nueva York le declaró culpable de once cargos, entre ellos crimen organizado.

Su abogada Jennifer Bonjean, dijo a la jueza que su cliente era «producto de una infancia caótica», víctima de abusos sexuales, con problemas de aprendizaje y acoso.

«El señor Kelly rechaza ser el monstruo» que han hecho de él las víctimas y los medios, dijo Bonjean, que pidió una sentencia más suave con estas circunstancias en mente.

– «Depredador sexual» –

Para la fiscalía, Kelly «era un depredador sexual». «Creó un círculo cercano que hizo creer a las víctimas que eran su propiedad» y «controlaba todos sus movimientos» o «con quién tenían que hablar», dijo la fiscal Elisabeth Geddes.
«Les hizo tener sexo con otras mujeres y otros hombres» y si trataban de abandonarle tomaba «represalias» o las «acosaba en las redes sociales», añadió Geddes, que lamentó que el acusado «no haya reconocido ninguna responsabilidad y siga propagando que no hizo nada malo».

Vestido con ropa de presidiario y flanqueado por dos abogadas, el condenado tuvo que escuchar una vez más las experiencias de varias víctimas, algunas entre lágrimas y con la voz entrecortada, que le describieron como «manipulador», «controlador», y «abusador» que les había destruido la vida.

Las historias de las acusadoras mostraron un patrón de conducta: muchas de las presuntas víctimas dijeron haber conocido al cantante en conciertos o actuaciones en centros comerciales, y que su séquito les entregó papelitos con el contacto de Kelly.

A cambio recibían la promesa de que las ayudaría con su carrera musical.