El urbano “Alikate Big 3BU” utilizaba la música para lavar dinero

0
9

Santo Domingo.- De acuerdo al expediente del caso Discovery, Ángel Rafael Peralta Guzmán “Alikate”, utilizó la música urbana, fungiendo como cantante de «dembow», para darle apariencia de legalidad a los bienes que ha adquirido y exhibe”, según consta la acusación de la Operación Discovery.

“ALIKATE BIG 3BU”, como se hace llamar artísticamente, nació en Pekín, Santiago, tiene más de 78 mil suscriptores en su canal de youtube y ha subido más de 30 videos desde el 2018.

El Ministerio Público (MP) de Santiago lo señala como la persona que “recluta personas para realizar transferencias espejo de dinero ilícito desde los Estados Unidos de América”. Además, él mismo recibía dinero de las estafas por montos que llegaron a RD$36,685.40 y USD$22,012.87.

Otra acusación es que, el MP también lo señala como un miembro de la organización criminal Los Trinitarios, según las interceptaciones telefónicas que hicieron las autoridades desde el 2020. Otro delito que se le imputa, es vender y portar armas de fuegos de manera ilegal.

Debido a su actividad ilegal, el Ministerio Público verificó que el imputado tiene un Jeep del año 2014 y una villa en El Hoyo de Pekín, Santiago.

la presunta red delictiva, narra cómo han sido sus vivencias en ese mundo.

Big 3bu relata que con casi 13 años, en 1999, se fue a vivir a Estados Unidos, tenía como aspiración estudiar para lograr ser piloto.

Una persona, conocida como Doggi lo introdujo en Los Trinitarios, luego de ver la “valentía” en que se desenvolvía. Este grupo buscaba defender el “legado de Duarte, Sánchez y Mella” y así proteger a otros dominicanos abusados por boricuas y estadounidenses.

Según contó, la ideología de Los Trinitarios, es luchar contra el abuso y defender al país, aunque otros “se hayan desviado”.

Estando en Los Trinitarios se introduce en el mundo del narcotráfico, vendiendo drogas en Manhattan y Brooklyn.

Explicó que la primera vez que estuvo preso, fue defendiendo a un amigo. Peleó a los cuchillos con otro joven, el cual cayó en coma. Se declara culpable y es condenado a cinco años de cárcel, porque según explicó le “echaron unas muertes arriba”.

Durante su tiempo en prisión logró ser uno de los primeros Trinitarios en convertirse en jefe de una cárcel de EEUU. Tras cerca de seis años detenido, pena que aumentó por conflictos en la prisión, fue deportado a República Dominicana.

Llegó al país con la intensión de no buscar o tener problemas, pero otros amigos lo volvieron a introducir en el mundo de Los Trinitarios para seguir “defendiendo a los dominicanos”.

En República Dominicana, las autoridades lo condenaron nueva vez por una muerte, que según dice no cometió, y fue llevado a la cárcel de La Vega, donde introdujo a otros jóvenes en Los Trinitarios.

Hace más de dos semanas presentó su última producción antes de ser apresado por las autoridades, por su supuesta vinculación en la red dedicada al cibercrimen. El tema lleva por nombre “Código de calle”.

Sus 30 vídeos lo han llevado a estar en las distintas plataformas de música y tener 103 mil seguidores en Instagram.