Salud Paso a Paso – La dieta Cetogénica y sus beneficios para la salud

Entrevista con la Nutricionista Génesis Tiapa La cetosis beneficia niños con epilepsia

0
12

La dieta cetogénica una antigua dieta que promete beneficios para el cerebro y ayuda a perder peso al producir un estado de cetosis, convirtiendo la grasa acumulada en el cuerpo por años en su combustible para funcionar a excepción de los alimentos ricos en hidratos.

Lo más usual, es que el cuerpo utilice los carbohidratos para esto, pero con esta dieta se restringe su consumo hasta 60 gramos al día, cuando la ingesta normal es de entre 250 y hasta 300 gramos al día.

Si se limitan los hidratos de carbono y se aumentan las grasas saturadas y las proteínas, se puede llevar este régimen.

Esta dieta no es recomendable para utilizarla a largo plazo y debe estar controlada, tanto su necesidad como su duración, por un nutricionista.

Esta dieta es ideal para las personas con diabetes tipo 2, porque disminuyen drásticamente la cantidad de azúcares en la sangre. En oposición, es contraindicada para personas con problemas hepáticos, personas mayores a los 65 años y pacientes con enfermedades cardiovasculares.

La Dieta cetógenica ayuda a pacientes con epilepsia

La Cetogénica promete cambios importantes que han demostrado beneficios en pacientes con epelepsia.

La doctora Génesis Tiapa, Nutricionista y Dietista trabaja con niños y adolescentes especiales, y con epilepsia a quienes les ha resultado beneficioso entrar en cetosis

Entrevista Doctora Tiapa quien labora en Pedineuro

Beneficios Dieta Cetogénica

¿Qué alimentos incluye?

La dieta cetogénica incluye carne de pollo, cerdo y de vaca; pescados y mariscos como el salmón, el atún y el bacalao, huevos y quesos.

Además, incluye verduras de hojas verdes como el brócoli, la lechuga y la espinaca. Para las frutas, se incluyen las frutas ácidas, que son las que menos carbohidratos contienen. También son parte de esta dieta los frutos secos como las almendras, las nueces y las avellanas; y también las semillas de chía, lino o calabaza.

Para las meriendas, se puede comer un puñado de frutos secos, unas cucharadas de mantequilla de maní o un vaso pequeño de yogur griego con frutas y almendras.

Dejar respuesta