Samir Chami Isa buscará modernizar la JCE

0
41

samir-sami-isaSANTO DOMINGO.-El abogado Samir Chami Isa, dijo que de ser escogido como presidente de la Junta Central Electoral (JCE), se enfocará en el fortalecimiento de esa institución, sobre todo, en la parte de los recursos humanos, pero muy especial en la tecnológica.

Aseguró que trabajará para la implementación del voto electrónico alegando que el modernismo exige que todos los estamos e instituciones tanto públicas como privadas se modernicen.

El jurista habló de su interés de hacer cambios en la JCE al ser entrevistado por el periodista José Cuevas, en su programa de televisión “Tras las Huellas”, que se transmite los viernes de 8:00 a 9:00 de la noche por los canales 24 de Santo Domingo TV por cable y 69 de UHF.

Chami Isa, aseguró que trabajará a favor de la capacitación académica a través de la Escuela de la Junta Central Electoral.

“Hay muchos puntos importantes que me gustaría evaluar en caso de que yo se parte de la Junta Central Electoral”, agregó.

Dijo que también hará iniciativas para la modificación a la Ley Electoral 275-97 la que calificó como obsoleta y que no está acorde con el sistema electoral que vive en la actualidad la República Dominicana.

Asimismo, expresó su interés en modificar la Ley 659 sobre Actos del Estado Civil la cual data desde el 17 de julio del año 1944, es decir, que tiene 72 años de vigencia.

Otro tema con el que cumplirá será con la aplicación de la sentencia 168-13 y la ley 169-14 que establece un Régimen Especial para las personas Nacidas en el Territorio Nacional Inscritas Irregularmente en el Registro Civil Dominicano y Sobre Naturalización.

Valoró de positivo el trabajo que realiza la Comisión Especial del Senado designada para la evaluación de los aspirantes a la JCE y que dirige el Vicepresidente de la Cámara Alta, senador Dionis Sánchez Carrasco.

También Sami Isa habló de la capacidad, integridad y honestidad de los hombres y mujeres que han desfilado a la evaluación a lo que a su  entender deben ser tomados en cuenta, porque además son personas que no están ligados a partido político alguno.