Suspenden audiencia por falta de testigo

0
27

fiscalia-distrino-nacionalSANTO DOMINGO.-Falta de un testigo  provocó este miércoles un nuevo aplazamiento  del juicio de fondo que se sigue  al imputado Amador Pimentel Soriano, sometido a la justicia por el Banco Central,  por falsificación de documento.

El Segundo Tribunal Colegiado del Distrito Nacional aplazó el juicio apara el primero de diciembre  debido a que el general retirado Freddy Andújar Romero, quien funge como testigo se encuentra fuera del país.

Los constantes aplazamientos  han impedido que el Ministerio Público presente cargos  en el juicio de fondo.

La acusación expresa que  en el 1994,  el Banco Central vendió a la empresa Rodama de Amador Pimentel  Soriano  el local 208 en Plaza Central por cinco millones de pesos, con condiciones blandas y  con período de gracias,  pero que después de la venta Soriano no había pagado ni siquiera el inicial acordado.

Pimentel Soriano  demandó  civilmente  al Banco Central  por  incumplimiento de contrato  y consiguió una  sentencia que condenó  a ese órgano  rector del sistema financiero  al pago de 50 millones de pesos como indemnización,  y que falsificó  la notificación del acto de alguacil para exigir el pago, que dio lugar a la demanda .

El abogado del Banco Central, Francisco Benzán , explicó que esa sentencia fue sustraída del tribunal  después de ser firmada por el juez  y sin pagar los impuestos.

“Él le compró al Banco Central un inmueble por cinco millones de pesos del que aportó el 10% del valor, dejó de pagar el inmueble y el banco solicitó la rescisión del contrato. El banco le dijo yo te devuelvo tu dinero y tú me devuelve mi inmueble, entonces el hizo una demanda reconvencional y a los dos meses consiguió una sentencia al vapor”, precisó.

La demanda fue el 14 de abril del 1996, pero  el doctor Pina Acevedo descubrió la falsedad del acto de alguacil con lo que pretendieron notificar la sentencia  para cobrar los 50 millones de pesos.

El acto falsificado es  el número  391 del alguacil Luis Hidalgo Bonilla, quien ya fue condenado  y cumplió su pena por los hechos.

El juicio es conocido por los jueces Wendy Altagracia Valdez, Felipe Molina y Yissel Soto.

El juicio de fondo inició el día 2 de febrero pasado. El 20 de julio se declaró la rebeldía del imputado y se levantó el 31 de agosto.

Los aplazamientos que se han producido han sido por solicitud de reposición de plazo de la defensa, por ausencia de testigos y por enfermedad del imputado, entre otras.