Todavía sin definirse ganador de elecciones en Puerto Rico

0
24
San Juan, 5 nov (Prensa Latina) El candidato del Partido Nuevo Progresista (PNP), Pedro Pierluisi, recibió hoy una certificación preliminar como ganador de la gobernación de Puerto Rico, pero su oponente del Partido Popular Democrático (PPD) no concedió la victoria.

 

El aspirante del PPD, Carlos Delgado, aclaró en la noche del miércoles que llamó a Pierluisi, quien lleva una leve delantera, para mostrar una disposición de diálogo ante la certificación preliminar de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) de Puerto Rico, no para concederle el triunfo como dijo su rival en Twitter.

Pierluisi tiene acumulado 32,68 por ciento de los votos, frente al 31,50 por ciento de Delgado en las atípicas elecciones del pasado martes, matizadas por la pandemia de Covid-19 junto a la fragmentación partidista y una baja participación de poco más del 50 por ciento del electorado.

El candidato a la gobernación del PNP, que impulsa la anexión plena a Estados Unidos de esta isla del Caribe de 3,2 millones de habitantes, aseguró que escuchó a la población tras los comicios y admitió que la legislatura podría quedar en control de sus opositores políticos, ante lo cual está dispuesto a ceder.

La segunda certificación parcial de la CEE establece que Pierluisi, quien dijo que comenzó a formar un equipo de transición, mantiene una ventaja de cerca de 12 mil votos frente a Delgado.

El PNP, que preside, tiene el control de la gobernación con Wanda Vázquez, quien en agosto de 2019 asumió tras la salida forzada por un levantamiento popular de Ricardo Rosselló, quien desde Estados Unidos llamó a votar por Pierluisi.

Sobre la transición en el gobierno dijo que quiere que sea transparente, sin descartar la posibilidad de que algún ministro de gobierno mantenga su cartera.

‘Hay quienes merecen quedarse en su puesto; otros, voy a necesitar el apoyo del Senado’, expresó Pierluisi al argumentar que hay mucha obra que hacer, por lo que ‘me voy a enfocar en algunas causas que nos unen a todos’.

Se da por sentado que de ganar la gobernación, el PNP no retendrá el control de la Cámara de Representantes ni del Senado, debido a la entrada de nuevos legisladores del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) y de Proyecto Dignidad, además del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), en una situación inédita en la historia nacional.