Twitter, entre la espada y la pared en su décimo cumpleaños

0
24

twitter-donaciones-cashtag-685x412Madrid (EFE).- Aún ocupa un “lugar central” en la escena de la información en internet, pero Twitter llega a su décimo cumpleaños presionada por un accionariado descontento, un negocio que no termina de explotar y el reto de definir en este 2016 su fondo y su forma: ¿traicionará su esencia en pos del crecimiento?

El 21 de marzo de 2006, Jack Dorsey daba vida a la red de “microblogging” al publicar su primer tuit.

Hoy, 320 millones de personas tuitean cada mes: Twitter es, sin duda, la red ideal para los adictos al frenesí informativo, al consumo ingente y reiterado de datos, pero se ha mostrado incapaz de atraer a usuarios menos demandantes, que se pierden en la plataforma.

“Somos conscientes de que aún hay gente a la que Twitter le resulta complicado. (…) Nuestra misión es conseguir que sea más sencillo para los nuevos a la vez que cuidamos a nuestros usuarios más entregados”, explica a Efe el vicepresidente de ventas de la compañía en Europa, Bruce Daisley.

La dificultad de Twitter para hacer crecer su número de usuarios activos es uno de sus principales problemas: en el último trimestre de 2015 la base de tuiteros no aumentó. ¿Es que ha tocado techo?

“Esa es la pregunta que deben tener sobre la mesa. La lógica actual de Twitter, que es la que siguen los usuarios intensivos, está muy ligada al tiempo real, al orden cronológico, a los 140 caracteres. ¿Se van a plantear trocar eso con vistas a conquistar un plausible y nada seguro escenario de otra masa de usuarios?”, relexiona el responsable de estrategia digital de Weblogs S.L., Antonio Ortiz.

“Es un debate que existe desde el principio: si con su modelo de negocio tiene valor para gente que no sea ‘yonqui’ de la información. Ahí es donde está el nudo gordiano”, continúa.

El tiempo real y la información en directo son la esencia de esta red desde su nacimiento, una característica que ha atraído a esos “superconsumidores”, pero también a los medios de comunicación y a personalidades de la política, el deporte, la ciencia o la cultura.